lunes, 16 de enero de 2017

Una casa para amantes de las bicis y de lo natural

Situada a la orilla del Danubio, en la antigua ciudad de Viena, nos encontramos con esta fantástica renovación que el estudio esloveno Kombinat ha creado en este apartamento.
Asómense a su interior para ver una demostración de cómo un desfasado y aburrido apartamento, se convierte en un lugar marcado por el ingenio, gracias a la acertada combinación de colores, estilos y un exquisito equilibrio entre función y forma.
Con muy poco, lo tiene todo

¿El punto de partida? El modus vivendi de los nuevos propietarios. Amantes y defensores de la naturaleza, devotos de la vida urbana y social y con una energía prácticamente inagotable.
La vivienda se compone de principalmente de tres grandes espacios de reunión con diversas escalas de privacidad: una cocina-comedor para disfrutar de reuniones sociales, una zona de estar más íntima y un dormitorio.Todo ello envuelto en la madera de pino natural, las paredes en color gris claro constituyen un telón de fondo que cede el protagonismo a soluciones ingeniosas y coloridas que enfatizan elementos de la vida urbana.
El color organiza
El amor por los paseos por la ciudad se ve plasmado nada más entrar en la vivienda, sobre la envolvente neutra, unas notas de color preparan el espacio para integrar nuevos usos. Mediante azulejos de diferentes colores, se crean planos de color, que indican un uso diferente, en los que van colgadas las acompañantes de la pareja, sus bicicletas.
La decisión de alicatar tramos de pared para albergar las bicicletas responde a la facilidad de limpieza que otorgan los azulejos esmaltados al ensuciarse con las ruedas de las bicicletas.
Aqui hay sinergia
Las reuniones en casa, son de obligatorio cumplimiento, y las pueden planear sin problemas en el corazón de la casa.
En las estancias situadas en la fachada principal, se eliminó el tabique que las separaba la para dar paso a una estancia híbrida entre lugar para cocinar, trabajar y conocer. Una inmensa mesa de madera se impone en el centro de la estancia y ofrece múltiples usos; tanto podrá comer, como trabajar o dar una fiesta.
De fondo podemos ver una mezcla de estilos, mobiliario contemporáneo con otro midcentury, colores muy suaves con maderas repletas de carácter, lejos de parecer poco coherente, el parquet de madera con las tablas colocadas en espiga, establece un plano conector de todos los elementos.
¡No la esconda!
La cocina se suma a este espacio, punto de encuentro de la vivienda, ubicada en el perímetro de la fachada y realizada en madera natural en su totalidad. Pero la característica de este espacio es como de repente, la encimera se prolonga para formar una barra en la que desayunar, almacenar, e incluso tumbarse para aprovechar la luz del exterior. Por ingenio que no sea.
Prevalece el almacenaje visto, una solución cada vez más utilizada, nos encontramos en la cocina, y los elementos que usamos son para cocinar ¿Por qué esconderlo?
Ojo al detalle
La habitación se ubica en la parte posterior de la casa, junto al patio, la parte más tranquila. Las paredes pintadas de azul petróleo crean una atmósfera más tenue y muy acogedora. Y ojo al detalle, el almacenaje en esta estancia también es visto, pero esta vez sumamos una dosis de originalidad, unas clavijas de madera que se pueden colocar en diferentes agujeros, dependiendo de la necesidad, hechos en unos paneles de madera DM, permiten colocar desde ropa hasta herramientas de trabajo.

Blanco industrial 

El carácter industrial se lo lleva el baño, envuelto totalmente por el blanco en esta estancia el papel protagonista lo consiguen la bañera y el lavamanos, hecho de acero y pintado de color negro. La madera sigue presente, como no podía ser de otra manera para estos amantes de lo natural, acabando de dar un toque más suave a la estancia.

Para más información visiten: Kombinat
Vía: habitissimo