martes, 31 de enero de 2017

Un apartamento que le hará ver geniales ideas para ahorrar espacio

El proyecto que le mostramos se trata de la demolición interior completa de un apartamento. Ha sido llevado a cabo por el arquitecto italiano Tommaso Giunchi y ha dado como resultado una vivienda moderna, con una decoración sencilla y en colores neutros y sobre todo, con unos detalles sobre aprovechamiento de espacio en casa que seguro le van a gustar. Era una vivienda que había estado abandonada mucho tiempo, así que los propietarios decidieron que era el momento de darle una nueva vida y sacar a relucir todo su potencial.
Amplios espacios

El resultado de la reforma por parte de los expertos ha dado lugar a unos espacios generosos y muy bien iluminados. En la fotografía en la que le mostramos el salón, que comparte espacio con el comedor, da lugar a una estancia común. Es una zona bien iluminada gracias a los balcones y ventanas con las que cuenta, y también contribuyen a esto los colores claros usados tanto en los revestimientos de paredes, suelos y techos como en los tejidos y la decoración en general.
La vivienda cuenta con este espacio central, tres dormitorios, dos cuartos de baño y un lavadero, y lo mejor de todo es que al tener dos entradas independientes, la casa puede dividirse en un futuro en dos apartamentos separados. La mesa de madera del comedor es uno de los muebles que adquieren más fuerza en el interiorismo del proyecto, ya que es una pieza robusta que puede adquirir varios usos, sirviendo como comedor, pero también como mesa auxiliar de trabajo o de apoyo a la cocina.
Separación entre estancias
Además de los muebles hechos a medida, la casa tiene otros detalles que la hacen única y estos son las particiones usadas entre sus estancias, así como soluciones creativas e inteligentes para el aprovechamiento del espacio. Como ejemplo de lo primero, le enseñamos la separación entre la cocina y el salón comedor, realizada con puertas correderas de cristal. El marco negro contrasta con una absoluta transparencia del cerramiento y marca una línea divisoria muy fuerte sin necesidad de un tabique. Esta solución es magnífica si se quiere dejar pasar la luz natural entre estancias y además, para crear habitaciones amplias pero a la vez independientes.
La cocina
Al acceder a la cocina comprobamos un gusto exquisito por el diseño, la sencillez y la funcionalidad. Es una cocina formada por muebles blancos sin tiradores que contrastan con unas paredes pintadas de gris. La iluminación es uno de los elementos más destacables de la estancia, ya que se ha realizado con distintos tipos de luminarias, como la del frente de la encimera, empotrada y lineal, o el aplique que vemos junto a la estantería formada por nichos donde se alojan las botellas de vino.
Grandes soluciones

Como puede ver en otra imagen, dentro del salón se ha construido un armario que sirve, además, para ocultar un pilar que sobresalía de la pared. Es una buena idea si quiere tener una imagen unificada del diseño de casa y además, añadir espacio de almacenaje que siempre viene bien. Pero hay algo más en esta fotografía. Existe una puerta que casi está mimetizada con la pared blanca que conduce a la zona de los dormitorios.
Si antes no conseguía verla, ¡aquí está la puerta abierta! Ahora sí que podemos distinguir el acceso hacia el pasillo que lleva al resto de habitaciones. No hay que pasar por alto la decisión de haber usado en toda la casa el mismo pavimento de madera para de esta forma, no compartimentar el espacio en zonas pequeñas y aumentar la sensación de amplitud en los interiores.
Al otro lado del salón
Si miramos ahora hacia el otro lado del salón podemos ver que como decíamos al principio, se ha optado por una decoración sencilla y pocos muebles, y sobre todo, por una paleta de colores crema y neutros que potencian la luz natural que entra por las ventanas y balcones. Un detalle que queremos destacar es el mueble de la televisión hecho a medida, que consiste en un módulo bajo y en unas baldas que ocupan todo el ancho y alto de la pared entre el balón y la esquina. ¡Así sí que está bien aprovechado el espacio!
Cuarto de baño 1
En esta imagen le mostramos el primero de los cuartos de baño, el cual ha seguido el mismo estilo sencillo que en toda la casa. También los colores son los comunes del resto de espacios que hemos visto, ahora optando más a fondo por el gris, en vez de por el blanco. La madera sigue revistiendo el pavimento y además, ahora se usa en el mueble del lavabo, confiriendo a la habitación mucha calidez. La pared pintada de rayas horizontales y el revestimiento de pequeños azulejos de la ducha aporta al baño diversidad de texturas y un estilo muy juvenil
Cuarto de baño 2
El otro cuarto de baño, aunque también es sencillo, es más sobrio que el anterior. En este caso se ha prescindido de las rayas y de los azulejos, y también del gris. Ahora el color crema es el que invade el baño así como las superficies lisas y brillantes. De esta forma la luz natural que entra por la ventana se ve multiplicada. El cuarto de baño tiene una cómoda bañera delante de la ventana, pero también una ducha justo al lado cuyo cerramiento es una sencilla lámina de cristal.
El lavadero
Junto al cuarto de baño número dos se ha situado el lavadero, que lejos de ser una habitación que reste demasiada superficie a la vivienda, es un rincón separado por medio de unas puertas plegables blancas que está muy bien aprovechado. En la pared se ha colocado un lavadero y junto a él, la lavadora y la secadora. Al tener el mismo suelo de madera que el resto de la casa las puertas pueden quedarse abiertas sin problemas, de tal forma que el rincón, en ese caso, volvería a pertenecer a la superficie de la casa.

Para más información visiten: Tommaso Giunchi 
Vía: Homify