domingo, 8 de enero de 2017

Iluminación con apliques de pared

A estas alturas todos sabemos que con la iluminación podemos decorar un espacio y que de hecho puede ser el elemento clave en torno al cual gira todo el proyecto de interiorismo que diseñemos. Ya hemos hablado en nuestro blog de decoración de algunas de las múltiples posibilidades que ofrece la luz para crear efectos espectaculares y ambientar casas, locales y oficinas del modo que mejor nos convenga.
Sin embargo, no sólo la luz es importante, también lo es la luminaria (comúnmente conocida como lámpara) que escojamos. En conjunto, ambos elementos forman un tándem único y especial, capaz de ser el punto focal de una estancia, esté la luz encendida o no. Por eso, hoy queremos mostrarles unas fotos de decoración con distintos modelos de apliques de pared para que vean que también son una parte importante a la hora de decorar.
Al no tener la necesidad de encender la luz durante todo el día, en las horas en que el espacio está iluminado con luz natural, un aplique con un diseño cuidado vestirá nuestras paredes y se comportará casi como una escultura.
Hay muchos modelos de distintos tamaños, colores y materiales, de los que la luz puede salir por arriba, por abajo, por un lado o por el total del aplique. Creando dibujos con la luz según sea su diseño, los hay que expanden la luz creando un cono, a base finas líneas o dibujando ondas sinuosas en la pared. Otros en cambio hacen más hincapié en el diseño propio del aplique que en la forma de iluminar, siendo verdaderas esculturas; por eso son ideales si los vamos a utilizar en zonas donde no se suele encender muy a menudo la iluminación y lo que queremos principalmente es decorar las paredes.

Vía: Decofilia