martes, 10 de enero de 2017

Escaparates con objetos grandes

Retomamos la sección de decoración de escaparates que tanto nos gusta y tanto nos sorprende. El diseño tiene muchos lados buenos, pero sin duda uno de los mejores es la aportación que hace a la imaginación, nos permite adentrarnos en otros mundos de fantasía, volviéndonos “locos” a la hora de crear entornos de ensueño. Un pequeño respiro en el día a día tanto para los diseñadores como para todo aquel que disfruta del espacio.
Sin embargo, no siempre podemos crear todo lo que se nos pasa por la cabeza, generalmente hay que atender a los requisitos del cliente y a la función del espacio a decorar. Pero si hay un lugar donde estas normas quedan arrinconadas, ese es el escaparate de una tienda.
Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el objetivo es captar la atención del viandante y que mejor que salirse de los estándares. Como ideas para decorar escaparates les proponemos en esta ocasión jugar con la escala de los objetos. Triplícalos en tamaño o hágalos tan grandes que ocupen todo la cristalera, mézclelos con otros elementos a escala real para que su efecto sea más evidente y llame más aún la atención desde el otro lado de la calle o al pasar andando junto a la tienda.
Algunas tiendas optan por el minimalismo, pocos objetos expuestos utilizando únicamente un maniquí y una piña gigante al lado. Otros crean una atmósfera más elaborada para transportarnos al país de Alicia, con fotos murales para ambientar y una tetera enorme, casi tan alta como el maniquí que la acompaña. En otros casos el escaparate se comporta como una caja de bombones inmensa donde los bolsos son auténticas delicatessen y algunas tiendas crean objetos grandes formados por otros pequeños, por ejemplo un gran zapato hecho con suelas o un bolso a base de bobinas de hilo.
Como ven, son muchas las ideas para decorar escaparates, solo hay que dejarse llevar, crear un mundo mágico y todo el mundo se detendrá a disfrutar de su diseño.

Vía: Decofilia