viernes, 6 de enero de 2017

Elegancia y sencillez en 70 m²

Nos desplazamos hasta el barrio de la Florida en Vigo para visitar un piso de 70 m², distribuido en dos alturas de 35 m² cada una. El estudio Castroferro es el responsable del cambio radical de este pequeño apartamento. Con una distribución original dependiente de en un oscuro pasillo que daba acceso a cada una de las estancias, gracias a una inteligente redistribución del espacio se consigue crear ambientes versátiles y muy funcionales. Pero la verdadera destreza de los arquitectos se pone de manifiesto en la personalidad que son capaces de dar a la vivienda utilizando tan solo tres modestos materiales.
Gran unión
Al contar con 35 m por planta, unos de los objetivos principales fue suavizar y eliminar los antiguos límites verticales para aumentar la amplitud espacial y permitir que la luz natural llegue a todos los rincones de la vivienda. Para ello, se eliminan tabiques y que se opta por el blanco, capaz de reflejar toda la luz natural. En el plano del suelo, la continuidad se consigue gracias a el uso del parquet industrial de roble en todo el espacio desde el salón a la cocina y la linealidad del mueble bajo continuo pegado a la fachada, solución que se repite en las dos plantas.
La discreción de la cocina
La cocina se presenta como una pieza discreta dentro del espacio abierto del salón, con una distribución en línea, electrodomésticos integrados y mobiliario lacado en blanco con tiradores ocultos, se mimetiza con la pared y pasa prácticamente desapercibida. Para focalizar la luz a la hora de cocinar, se coloca una tira de iluminación led a lo largo del plano de la cocina. En proyectos de reformas con plantas de dimensión tan reducida, las cocinas lineales y abiertas, son sin duda, una solución funcional, inteligente y estética.
Estética y funcionalidad
La sensibilidad de los arquitectos en la elección de texturas y materiales, no solo tiene una objetivo estético, si no también, funcional. El hormigón de las vigas originales se deja visto para ganar altura libre hasta el techo, el suelo de madera de parquet industrial aporta un toque calidez, pero también es en un pavimento suficientemente resistente para poder usarse tanto en el salón como en el comedor y la cocina. La envolvente blanca continua de paredes y techos, disimula las instalaciones de iluminación ambiente (tiras de led en el techo) y las rejillas de aire acondicionado bajo el mueble lineal.
Un camino de madera
En las dos plantas el espacio se divide en dos franjas, una donde desarrolla la vida doméstica, y otra donde se ubican la zona de servicios. Las paredes de la franja de servicios, se revisten con tableros de virutas orientadas marcando el paso de un tipo de uso a otro sin necesidad divisiones verticales. Estos paneles, utilizados habitualmente en construcciones de carácter industrial, son una opción económica que, además, proporciona aislamiento térmico y acústico. Por eso se usan para soportar la humedad de los baños y amortiguar el ruido de las pisadas de la escalera. Los peldaños de la escalera de madera constituyen un camino noble hacia el piso superior. Las tiras de led vuelven a utilizarse para crear la iluminación ambiente perfecta para el rincón de la escalera.
¿Cuántos dormitorios puede ver?
En la planta superior se ubica la zona de noche, la planta es un gran espacio que puede separarse en dos estancias gracias a unos funcionales paneles correderos que permiten agregar un dormitorio al principal cuando sea necesario. El dormitorio es un espacio despejado y minimalista donde se repite la misma estrategia compositiva del resto de la casa, envolvente blanca, suelo de madera, iluminación ambiental con tirasde led y un mueble lineal que recorre la pared de la fachada.
Blanco y puro
El baño sigue la misma estética sencilla y funcional del resto de la casa, con un mobiliario lacado en blanco, una gran encimera de cuarzo, más propia de espacios de cocina, y pavimento de gres porcelánico en color gris, muy resistente y con un mantenimiento sencillo. Sin duda, en esta estancia la iluminación juega un papel fundamental, con luminarias lineales colocadas de forma intermitente en el techo de paneles de virutas.
Día y noche

Para entender la redistribución de la vivienda, necesitamos mirar el plano planta, y entender como se han ordenado los espacios vertical y horizontalmente. Se divide en dos alturas, la baja destinada a la zona de día, donde se sitúan salón, cocina, comedor y un pequeño aseo enfrentado a la escalera. La superior es la zona de noche con un gran dormitorio transformable en dos, armarios y baño. Ambos espacios se dividen en dos áreas principales un espacio más compartimentado donde se sitúan los servicios de 2 m de ancho (escalera, baños y almacenamiento) y otra abierta y luminosa, de 3,2 me de ancho para el desarrollo de las distintas actividades (dormir, cocinar, comer, trabajar...). Así, se consiguió ordenar los espacios y conseguir un resultado funcional.

Para más información visiten: Castroferro Arquitectos
Vía: habitissimo