lunes, 2 de enero de 2017

Clínica Dental Dra. Campoy por Jaime Sepulcre Bernad

Sobre un local diáfano perfectamente cuadrado -15 x 15 m- con cuatro pilares centrales, el proyecto plantea la estructuración de la futura clínica en tres bandas programáticas de proporciones muy semejantes:
Espacio de Espera:
La primera banda es la más pública, por la que se llega y se accede y que básicamente contiene la recepción y una gran sala de espera. Todo este generoso espacio de recepción y espera abre sus vistas hacia una plaza exterior -que hace de antesala urbana de la clínica- a través de los grandes círculos que componen la fachada. La recepción, organizada en un mueble circular, se convierte en la pieza protagonista de este primer espacio y desde ella se controla su funcionamiento. Tras la recepción aparece un pequeño despacho de administración y una pequeña sala de relajación.
Espacio Odontológico:
La parte más íntima y protegida de la clínica es la banda propiamente clínica que aparece junta a la fachada trasera que da a un bulevar. Este espacio de atención odontológica está compuesto por una batería de cinco gabinetes conectados entre sí visualmente. En esta banda aparece también un acceso secundario para uso exclusivo del personal.
Espacio Servidor:
Por último, entre el espacio más extrovertido y el más introvertido aparece una banda intermedia que hace de filtro y que contiene todos los usos propiamente servidores. Esta banda servidora está protagonizada por la sala de esterilización en torno a la cual gravita el funcionamiento de los gabinetes odontológicos. En esta banda también se hallan la sala de rayos, el laboratorio, la sala de máquinas, la sala del personal, el vestuario, el despacho de la doctora y los aseos para los pacientes.
Tres materiales:
Tres ideas materiales formalizan este espacio con vocación de espacio continuo -de altura constante 2.70 m-

1/ La idea de conseguir la máxima transparencia posible mediante la utilización del “vidrio”; 2/ La idea de que las únicas piezas que aparecen sueltas son las tres cajas que componen la banda intermedia y que se materializan como cajas metálicas, de “aluminio”; y 3/ la idea de que todo el plano del suelo es de un solo material, continuo, y cálido, humano, de “madera” -que finalmente es de un buen laminado-. Y el resto, blanco.

Logo Urbano:

La idea para la fachada consistió en tomar un fragmento del logotipo de la clínica y ampliarlo a escala ciudad. La nueva fachada se apoya por lo tanto en una imagen corporativa que ya estaba consolidada y que ahora adquiere un tamaño de escena urbana.

Para más información visiten: Jaime Sepulcre