lunes, 26 de diciembre de 2016

Una tienda exclusiva en los detalles en Castellón

Una tienda exclusiva en los detalles es el último proyecto del estudio Vitale. Se trata de la reforma de una emblemática tienda de moda, Matrícula, en el casco histórico de Castellón que parte de un diálogo entre la arquitectura original del inmueble y la renovada filosofía del negocio. La idea es posicionar la tienda como un centro de referencia en tendencias, moda y lifestyle, y es lo que ha inspirado todo el proyecto.
El proyecto interpreta la personalidad del director de la firma, alma máter del negocio, su pasión por la moda y su cuidada selección de productos. Prendas y piezas con características únicas, especiales y sorprendentes. El diseño del interiorismo y de la nueva marca fomenta la autenticidad, la exclusividad y el máximo cuidado de los detalles. Se crean ambientes honestos, muy abiertos, con una filosofía cosmopolita, elegante y urbana, acordes con el estilo de la firma.
Se potencian los elementos arquitectónicos propios del edificio, salen a la luz las vigas y los revoltones del techo original .Los motivos romboide de la forja de los balcones y ventanales del edificio se trasladan a la tienda y sirven de inspiración para el diseño de la puerta principal y el mobiliario.
Para el suelo se opta por un damero, clásico y elegante. El local, de 70 m2 y planta rectangular, se divide mediante expositores de perfilería metálica y malla deployé que generan recorridos y zonifican por tipología de productos. Estos expositores conectan el suelo con el techo y enfatizan los 4,5 metros de altura del local. La combinación de materiales nobles y naturales con elementos industriales crea un espacio auténtico y exclusivo.
La madera de nogal, el mármol marquina, los elementos metálicos y los azulejos tradicionales configuran un mobiliario diseñado a medida que destaca por la riqueza de sus detalles. El sistema expositivo flexible empleado en las paredes permite mostrar todo tipo de prendas y complementos.

El mostrador, de diseño escultórico, juega con la intersección de volúmenes de mármol y con una vitrina lateral de vidrio para los productos de pequeño tamaño. Los escaparates permiten una cierta visión del interior de la tienda y se integran en el conjunto global.

Una cuidada iluminación indirecta, oculta en una moldura decorativa que recorre perimetralmente el espacio de venta, pone en valor los techos recuperados. La iluminación puntual se emplea para destacar el género expuesto mediante carriles técnicos suspendidos que incorporan luminarias de tonalidad cálida de diferentes aperturas e intensidades.

Para más información visiten: Vitale 
Vía: Decoramus