miércoles, 14 de diciembre de 2016

Sabia combinación de tradición y modernidad, por Arch Studio

Villa Haitang es una vivienda de tres plantas, situada en una zona residencial de los suburbios de Beijing (China). El concepto básico de su diseño, realizado por el estudio de arquitectura Arch Studio, ha sido utilizar los cambios de material para difuminar los límites entre los espacios interiores y exteriores. Explica el despacho que “la relación que se establece entre las distintas superficies crea un entorno abierto, rico en capas y hace que el espacio interior se deshaga de la limitada decoración y vuelva a un ambiente de vida natural, sencilla, tranquila y oriental”.
Funcionalmente, la casa se ha distribuido de forma que las actividades de los propietarios permanezcan separadas de las de sus invitados.De esta manera, el sótano y la planta baja son dos espacios conectados, preparados para recibir a los huéspedes, mientras la vida de los dueños de la casa transcurre en el primer piso.
Respondiendo a este carácter más social y abierto, en el sótano se han dispuesto dos comedores para seis y doce comensales, una sala del té, un espacio de relax y una cocina. Este espacio disfruta de la relación con un patio donde se ha plantado bambú y un pequeño jardín interior con la misma planta.
La planta baja se desarrolla alrededor de la sala de estar y la sala de estudio. Una librería con la trasera de tablillas de madera se utiliza para guardar los libros, dividir algunas de las estancias y también para crear una sensación de capa semitransparente, al permitir que pase la luz. Esta forma alternativa de tabique recuerda a los paneles decorativos de madera y las pantallas de papel que han formado parte de las tradicionales casas de té en Asia.
Los tonos cálidos de la madera de roble y el mobiliario se complementan con los suelos de cemento gris y la mesa de hormigón a medida de la sala de té. “El contraste entre la caja gris y el fondo dan lugar a una experiencia espacial de diferentes escalas”. Esta misma técnica se ha empleado en el diseño de la sala de estar y en el dormitorio.
El segundo piso, donde transcurre la vida diaria de los propietarios, cuenta con una entrada independiente. En la sala de estar, al techo se le ha dado una forma curva que suaviza la relación con la pared, lo que que hace que el espacio interior resulte más agradable.

Para más información visiten: Arch Studio