viernes, 2 de diciembre de 2016

Muebles suspendidos: gane espacio y funcionalidad

Los muebles suspendidos son aquellos que, literalmente, ‘cuelgan’ de la pared, y que no tienen patas que les sirvan de apoyo en el suelo. El ejemplo más claro, que todo el mundo tiene en su casa o ha visto, son los armarios altos de la cocina. Pero desde hace un par de años, este concepto se ha trasladado al resto de la vivienda, convirtiéndose en una tendencia más bien vinculada a los interiores modernos y minimalistas. Su éxito se debe a que tiene muchas ventajas.

Los puede colocar a la altura que quiera
Si todas las personas no medimos lo mismo, ¿por qué los muebles tienen que tener una altura más o menos estandarizada? Precisamente, una de las principales ventajas de los muebles suspendidos es que los puede colocar a la altura que más le convenga, adaptando el mueble a su comodidad y no al revés. Esto puede ser especialmente útil en la cocina, por ejemplo, donde es importante que el área de trabajo le resulte muy cómoda.
Puede aprovechar el espacio de debajo
Los muebles con patas o cuyas estructuras llegan hasta el suelo, nos restan un valioso espacio de almacenaje del que, posiblemente, no nos habíamos ni percatado. Sin embargo, el hecho de ganar centímetros por debajo del muebles, nos permite aprovechar esos huecos para colocar cosas. Por ejemplo, cestos en el baño.
Fomentan una mayor sensación de ligereza y amplitud
En realidad, los muebles suspendidos ocupan lo mismo -o prácticamente lo mismo- que un mueble con patas. Sin embargo, la sensación visual que proyectan es mucho más ligera, porque parece que flotan en el aire. A nivel visual, eso hace que la estancia parezca más amplia y despejada.
Facilitan la limpieza
Las personas que tienen una preocupación permanente por la limpieza, se habrán dado cuenta enseguida de que, otra de las grandes ventajas de los muebles suspendidos, es que facilitan mucho las tareas de limpieza. Permiten limpiar fácilmente el suelo sin obstáculos, lo que facilita mucho la higiene de espacios como la cocina o el baño.
Puede crear sus propias distribuciones
Muchos de los mueble suspendidos son de tipo modular, sobretodo los que están diseñados específicamente para el salón. Eso implica que puede componer la estructura y distribución que quiera para su mueble del salón- comedor.
Aportan diseño y modernidad
Los muebles suspendidos son relativamente novedosos, por lo que, la mayoría de modelos, tienen un diseño moderno y de estilo minimalista. Es decir, predominan líneas rectas y limpias, la sencillez y la pulcritud del mueble. Características que también comparte la decoración de estilo nórdico.
En el baño
El baño es la estancia del hogar donde, hoy por hoy, están más de moda los muebles suspendidos. Por un lado, facilitan la limpieza de todos los rincones. Por el otro, hacen que esta estancia, que suele ser la más pequeña de la casa, parezca más espaciosa. Una solución ideal para baños pequeños o baños para familias con niños, ya que se pueden colocar a la altura deseada.
En la cocina
También es tendencia optar por armarios suspendidos en la parte inferior de las cocinas. Además de contribuir a crear un ambiente más ligero y despejado, facilitan mucho la limpieza de la estancia donde más se necesita mantener la higiene. Si alguna vez ha reformado su cocina, al quitar los armarios que llegaban hasta el suelo, habrá visto la suciedad que se acumula y que jamás ha podido limpiar, porque es inaccesible.
En el salón
En el salón, la ventaja más destacable de los muebles suspendidos es la de poder montar un mueble que se ajuste a sus necesidades de espacio y de almacenaje. Al ser piezas modulares, puede poner las unidades que quiera, a la altura que quiera y dispuestos de la forma que más le convenga. Una solución útil, cómoda y de diseño.
En el dormitorio

En el dormitorio también hay opciones para colocar muebles suspendidos. Desde muebles modulares para el almacenaje, hasta la propia cama, en cuyo caso se crea un efecto de dormir ‘flotando’ muy curioso.

Pasillos y recibidores

Los muebles suspendidos de tipo modular también pueden ser una excelente solución para aquellas viviendas que tienen pasillos y recibidores pequeños y/o muy estrechos ¡Fomentarán una sensación visual de ligereza y mayor amplitud!

Chimeneas suspendidas 

La suspensión también ha llegado a otros componentes del hogar, como por ejemplo, las chimeneas. El hecho de colgar del techo, sin tocar al suelo, les añade un componente de diseño y modernidad que las hace diferentes. Más carismáticas y glamourosas que otros modelos

Vía: habitissimo