miércoles, 28 de diciembre de 2016

Los lavabos metalizados se llevan todo el protagonismo en el baño, ¿se atreve?

Aunque la cerámica es el material más utilizado para el lavabo, obviamente no es la única opción. Tal vez sí la más funcional, pero muchas veces no es ni la más atractiva... Metal Line es el nombre de la nueva colección de lavabos metalizados de Gala, pura sofisticación.
Una serie original y elegante especialmente diseñada para llevar todo el protagonismo al lavabo, que se convierte en una auténtica joya sin perder funcionalidad como pueden ver en las fotos de este artículo. La colección incluye tres modelos diferentes, cada uno de ellos con una personalidad propia, pero todos coincidentes en su elevado sentido estético y su indiscutible carácter transformador.
Klea, en la primera foto de este artículo, transmite sensualidad gracias a las finísimas líneas que dan forma a su silueta ovalada, perfecta para los interiorismos más exclusivos; Emma, en la imagen sobre estas líneas, inspira modernidad en un diseño donde la geometría comparte protagonismo con el metalizado y también está Bowl con una silueta clásica que está por encima de las modas.
Pero más allá de la forma, lo que llama realmente la atención de esta colección es el impecable acabado metalizado de todos los modelos que conforman Metal Line, eso es lo que hace única a esta colección. Los tres lavabos ofrecen versiones en oro, plata y bronce y, en el caso de Emma y Bowl, también en bicolor plata-blanco.
Bowl y Emma son lavabos sobre-encimera, mientras que Klea es un lavabo de encimera, que requiere de corte. Los tres modelos se fabrican sin orificio de grifería, porque están pensados para incorporar griferías de caño alto o empotradas, siguiendo las más actuales tendencias.

Para más información visiten: Gala 
Vía: Decoesfera