lunes, 26 de diciembre de 2016

Iluminación navideña

Hacemos un paréntesis en el aprendizaje de términos lumínicos para dedicarlo a la iluminación navideña en la decoración. Dadas las fechas en las que estamos, andaremos todos con los últimos preparativos, terminando de poner detalles al árbol, complementos desperdigados por la casa, etc.
La iluminación navideña es una de esas cosas que puede dejar para el final. Basta que a última hora compre una tira de luces y la ponga sobre el árbol o la cuelgue del techo para crear un efecto navideño de última hora.
La principal ventaja de las luces de Navidad es el ambiente que crea alrededor. Como normalmente está compuesta por múltiples luces pequeñas (esa es la iluminación más característica), llene por completo la zona donde vaya colocada sin resultar deslumbrante. De hecho, podemos apagar el resto de las luces y dejar sólo éstas para crear un ambiente íntimo y romántico.
Formas de decorar en Navidad con la iluminación hay muchas: La más fácil es comprar un montón de velas pequeñitas y colocarlas por todos lados (tienen la ventaja de que no se verán cables por ninguna parte). Puede crear formas con ellas, como una estrella para un centro de mesa; dejar que floten sobre una gran fuente cóncava de cristal llena de agua o colocarlas sobre distintos portavelas metalizados o a juego con el resto de la decoración navideña, según el color que haya elegido como base.
Otra forma es comprar tiras de luz (normalmente vienen con pequeños puntos de led) y enroscarlas en una escalera, colgarlas del techo para que caigan de arriba a abajo (bien sueltas o bien en forma de panel cubriendo toda una pared) o llevarlas de un sitio a otro del propio techo para que sea éste el que acabe iluminado. Además, si tiene un árbol de Navidad de pared (la última tendencia) puede rodearlo o llevar las tiras de extremo a extremo del mismo para decorarlo. En el dormitorio puede cubrir la zona del techo que está sobre la cama con una tela y colocar allí las tiras, o utilizarlas como cabecero. O bien utilizarlas en las ventanas para que su casa esté iluminada desde fuera y el contraste con la oscuridad del exterior sea más potente.
También hay tiras de este tipo con formas específicas (estrellas, campanas, etc) de tamaño más grande. Puede enrollar con ellas un árbol o incluso una columna que tenga en el medio del salón (lo que normalmente nos incordia puede convertirse en un aliado en esta ocasión).
Por supuesto también puede decorar con luz mediante objetos o complementos que ya vienen preparados para emitir luz: letras corpóreas o maceteros iluminados son los ejemplos más claros.
Y si tiene un porche, un jardín o un patio, puede colocar estrellas colgando de los árboles, bolas rústicas en las que se entrelazan tiras de luz, maceteros colgantes con pequeñas luces que puede rellenar de complementos de decoración navideña, etc.
Un sinfín de ideas para decorar con luz que harán más bonitas sus Navidades. Mientras se decide, le dejamos unos cuantos ejemplos de iluminación navideña para su inspiración.

Vía: Decofilia