viernes, 23 de diciembre de 2016

Ideas para decorar escaparates en rebajas

En época de crisis las rebajas son el momento del año en que más consumo se puede atraer. Objetos y prendas que meses antes costaban el doble pueden adquirirse a un precio más acorde para muchas economías domésticas. Por tanto, para un local es esencial vestir su escaparate (su tarjeta o carta de presentación hacia fuera) de la forma más creativa, original y efectiva posible para destacar entre la competencia.
Muchos establecimientos tienden a desnudar sus escaparates en rebajas y dejarlos simplemente con un cartel o con los maniquíes desnudos. Si se hace con creatividad puede ser una opción, pero sabemos que “una imagen vale más que mil palabras” y por tanto, también hay que atraer al cliente con sus mejores prendas, objetos, accesorios e indicar los porcentajes de rebaja de los artículos.
El objetivo primordial es llamar la atención de una manera diferente a la habitual, atraer al viandante para que entienda que dentro encontrará objetos o prendas estupendas a un precio imbatible. Para ello puede jugar con el color, la luz, o la escenografía.
En cuanto a la iluminación tiene numerosas soluciones: Puede iluminar el escaparate de forma muy tenue con luz puntual blanca en la zona o producto a destacar. También puede emplear una iluminación general si lo que desea es contar una historia. Otra solución es jugar con la tipografía, incorporando texto iluminado en las palabras clave (por supuesto “Rebajas” o su traducción al inglés “sale” o francés “soldes” serán las más habituales)
El color es también muy importante… Atrévase y elija colores llamativos que se vean de lejos, pero emplee combinaciones elegantes, que no mareen al cliente, ya que el exceso de información tampoco es bueno. Hay que hacerlo de manera sencilla y clara, para que de un vistazo el cliente pueda captar que dentro tira la casa por la ventana.
Por último, puede recurrir a las escenas. Si tiene creatividad, espacio, algo de presupuesto y ganas esta será su mejor opción. Hay temáticas muy divertidas y atractivas que puede crearse usted mismo con sus propios recursos (básicamente una buena imaginación): no hace falta gastarse un dineral para conseguir una escena impactante…¡Diviértase con su escaparate y transmitirá esa alegría al cliente!
Vía: Decofilia