miércoles, 14 de diciembre de 2016

Gnomo, la concept store valenciana se renueva.

Gnomo, la concept store valenciana de la que ya les hemos hablado en otras ocasiones, ha cambiado de ubicación (solo a un par de calles de la antigua, no se me asusten) y lo ha celebrado cambiando por completo su diseño, de la mano de los creativos de Masquespacio.
La nueva tienda se sitúa ahora en la calle Cuba del mismo barrio de Ruzafa, en Valencia. Gnomo decidió establecerse en Valencia en el 2010 como una oda al diseño y al estilo de vida de unos clientes que valoran tanto la originalidad como la sencillez de las cosas hermosas, según las palabras de sus propietarios Esther y Álvaro. Para celebrar el sexto aniversario de la tienda decidieron dar un cambio y mudarse a una de las calles más relevantes del barrio, contando con Masquespacio para el diseño de este nuevo espacio.
En cuanto al interiorismo, desde el primer momento el estudio de diseño decidió mantener el aspecto ochentero del espacio a intervenir, dándole un carácter contemporáneo muy New Memphis.
Se utilizó un terrazo de granito de color suave para el suelo, paredes blancas, techo de color azul klein y turquesa para la escalera al almacén, con el fin de darle un toque alegre y divertido a esta tienda de “objetos absolutamente imprescindibles para la supervivencia contemporánea”.
Ana Hernández, directora creativa de Masquespacio, afirma que ha sido decisivo para el proyecto la tipología de tienda, ya que Gnomo vende diferentes tipos de objetos y de marcas distintas. Han usado colores para unificar y homogeneizar los objetos, pero sin generar una paleta que pudiera crear un desorden visual o que restara importancia al producto.
Para la exposición de producto en la tienda, se ha diseñado una serie de mesas y elementos de exposición hechos a medida y fáciles de transportar de un lado a otro, según las necesidades del momento y la tipología de producto.
Las lámparas, las mesas, espejos y elementos a pared se han diseñado en exclusiva para el espacio con formas básicas basadas en círculos, cuadrados y triángulos, muy acorde con el estilo Memphis y con la imagen gráfica de Gnomo, diseñada por Merienda. Colores básicos como el negro, blanco, azul y amarillo invaden el espacio.
La fachada es una explosión de color que no dejará indiferentes a los viandantes de este barrio multicultural.
Álvaro Zarzuela y Esther Martín, fundadores de Gnomo, nos cuentan: “En este espacio en continua reinvención, se venden productos de diseño y también se regalan historias. Más que una tienda, para nosotros Gnomo es un espacio donde compartir vivencias. Todos los objetos que vendemos tienen una historia detrás. A veces esa historia nos la da la firma, a veces la vivimos nosotros y, muy a menudo, nos la cuentan nuestros clientes.”

Para más información visiten: GnomoMasquespacio
Vía: diarioDESIGN