jueves, 29 de diciembre de 2016

Florence Knoll (Michigan-USA, 1917)

(Michigan-USA, 1917) Florence Knoll es una diseñadora de muebles que ha logrado dejar su impronta en el mundo del diseño gracias a sus creaciones atemporales. Se formó como arquitecta teniendo como maestro a Mies Van der Rohe y Eliel Saarinen y posteriormente tuvo la oportunidad de codearse con los grandes arquitectos europeos Walter Gropius y Marcel Breuer colaborando brevemente con ellos.

En 1941 se mudó a Nueva York, allí conoció a Hans Knoll con quien se casó en 1946. Juntos fundaron la empresa Knoll International dedicada al diseño de muebles. Ella aportó sus conocimientos de diseño y una visión innata para los negocios; creía firmemente que los arquitectos debían contribuir también en la creación de los muebles y consiguió la aportación de sus amigos Eero Saarinen, Bertoia y Van del Rohe.

Tras la muerte de su marido en un accidente de tráfico se hizo cargo de la empresa y diseñó sillas, sofás, mesas y casegoods (mobiliario de uso comercial tipo camas y aparadores que se utilizan generalmente para referirse al mobiliario de hoteles u oficinas) y también se encargó de dirigir el servicio de diseño de interiores conocido como la Unidad de Planificación Knoll (1943-1971).

Tanto la diseñadora como esta sección de la empresa tuvieron una gran repercusión debido en gran parte al conocimiento racionalista y a las ideas de modernismo humanizado de Florence Knoll, que llegó a crear algunos de los diseños más innovadores para interiores de oficinas en la época de posguerra. Aplicaba los conocimientos de arquitectura a los espacios interiores, investigaba y evaluaba las necesidades de los clientes, definía los patrones de uso y la jerarquía de la empresa antes de presentar el diseño integral. La intención de la Unidad de Planificación era fusionar el espacio arquitectónico con su contenido, no sólo por la estética visual, sino por lograr habitar los espacios atendiendo a las necesidades cambiantes del día a día en el lugar de trabajo. En este tiempo se encargaron de los interiores de grandes corporaciones americanas como IBM, General Motors y CBS.

Como parte del trabajo de la Unidad de Planificación, Florence Knoll contribuyó con frecuencia al diseño de muebles que creaban para el catálogo Knoll, donde destacaba su especial atención al detalle, la proporción de los elementos y el dominio por la estética moderna utilizando formas geométricas y elegantes. El resultado fue una serie de muebles de diseño atemporal que aún a día de hoy siguen siendo actuales y continúan amueblando muchos espacios. Algunos de sus diseños más famosos abarcan sillones, sofás y mesas de reuniones (todas ellos conocidos con su nombre).

En 1960 se retiró de la presidencia de la empresa para continuar únicamente como diseñadora hasta 1965.

Sin duda, su aportación al modernismo ha sido de gran importancia y ha supuesto una gran contribución al modernismo de América. Por ello, en 2002 recibió la Medalla Nacional de las Artes, un galardón que reconoce el mérito y la contribución de los artistas.

Vía: Decofilia