domingo, 18 de diciembre de 2016

Estilo Old School en decoración

El estilo Old School es uno de los grandes favoritos a la hora de decorar apartamentos y viviendas en grandes ciudades como Londres. Una tendencia que se define a través de espacios completamente opuestos al minimalismo. Lugares de aire vintage con piezas con encanto, muebles rehabilitados y detalles, muchos detalles.
Introduzca elementos vintage en los ambientes
Las antigüedades son las protagonistas del estilo Old School. Cualquier tipo de elemento decorativo que evoque el pasado será bienvenido. Si no cuenta con objetos vintage, no se preocupe, afortunadamente hay mobiliario y detalles con líneas retro que los imitan muy bien.
Puede encontrar desde sofás orejeros de piel, hasta espejos con aire clásico o incluso lámparas de techo con cierta semejanza a las que se usaban hace 40 o 50 años. El secreto está en saber escoger la pieza correcta y no excedernos, ya que recargar una estancia como si se tratara de un museo tampoco es aconsejable.

Rehabilite sus muebles

Si tiene la suerte de contar con algún mueble antiguo, de esos que formaban parte del mobiliario de la casa de la abuela o incluso aquella cómoda que quedó olvidada en el trastero, buenas noticias, puede recuperarlo y darle un toque Old School.

La rehabilitación de muebles es un proceso delicado, pero con las herramientas adecuadas lo hará sin problemas. Retire por completo productos como pinturas o lacados originales, así como barnices. Una buena lija le ayudará a ello. Después, tan solo debe pintarlo. Si no le apetece lijar utilice pintura chalkpaint, una pintura a la tiza de efecto ultramate y empolvado que tampoco necesita imprimación.

Protagonismo en las vitrinas

Hay muebles, como las vitrinas, que cuentan con un encanto especial. Cerradas y acristaladas se usaban antiguamente para exponer artículos valiosos como porcelana, joyas o colecciones. Hoy por hoy se convierten en piezas clave en la decoración de su apartamento Old School. Úselas en la cocina para guardar su menaje, pero no olvide que en este estilo, las vitrinas son muebles muy demandados para espacios como el comedor y el recibidor. Puede colocar una colección de viejas cámaras de fotos o cualquier otro elemento decorativo con aspecto vintage.

Paneles de madera francesa
El Old School también es sofisticado y refinado. Lo vemos en tendencias como la de los paneles franceses o boiserie. Estos paneles de madera se usaban para el revestimiento de las viviendas más nobles de Francia en los siglos XVII Y XVIII. Normalmente se pintaban de colores y se les daba un aspecto envejecido. Además, destacaban por no ser únicamente tablas de madera, también había trabajo de marquetería.

¿Cómo trasladar esta tendencia a sus paredes? Muy sencillo, con papel pintado; tan fácil como buscar un modelo que imite este acabado y colocarlo en sus paredes.

Papeles pintados con aires retro

Y si hablamos del papel pintado, puede recurrir a aquellos que se inspiran en modelos de estilo vintage. Papeles hechos con tecnología y materiales actuales pero que apuestan por estampados antiguos, desde los estampados con flores hasta los que dibujan diversas figuras geométricas en la pared.

Recuperando los mosaicos en la cocina

En un ambiente Old School vuelven grandes clásicos como los mosaicos ¿Y qué mejor lugar para colocarlos que en la cocina? Claro está, estas cocinas a la vieja escuela deben tener un aspecto delicado, casi romántico, con esas grandes picas que se colocaban sobre la encimera, y que a día de hoy se pueden encontrar también.

Además, si estamos alejándonos del minimalismo y buscando ambientes cargados de esencia antigua, hay materiales tradicionales que no pueden faltar en la cocina, como el cobre. Afortunadamente es tendencia, por lo que encontrarlo no será problema alguno. Puede usarlo en su cocina, tanto en grifería como en elementos decorativos. No obstante, como más recuerda a espacios vintage es en forma de tubería, por fuera de la pared, aunque solo sea como adorno para colgar utensilios.

Suelos geométricos

Los suelos con motivos geométricos o que imitan las baldosas hidráulicas funcionan muy bien en este tipo de apartamentos Old School. Evocan al pasado y combinan muy bien con suelos laminados, de vinilo o parquet. La madera con aspecto envejecido es clave en estos ambientes, también bajo nuestros pies.

El baño como estancia estrella

Los baños pasan desapercibidos en muchas ocasiones, pero no para un apartamento decorado con aire Old School. Quizá debido a que, si el espacio lo permite, se pueden introducir joyas como las bañeras exentas de corte clásico. Si además están pintadas con algún color oscuro mejor que mejor.

Para los suelos podemos utilizar madera, baldosa hidráulica o mármol, y como broche final introducir muebles con un toque vintage, de los que lucen una gran pila sobre la encimera.

Vía: Decoesfera