martes, 13 de diciembre de 2016

Estilo Dirty Chic en decoración

Continuamos con la sección de estilos y esta vez lo hacemos con uno de los más atrevidos que nada tiene que envidiar a los extravagante Kitsch o Pop, básicamente porque solamente es apto para aquellos que quieren salirse de lo establecido e ir más allá de las normas no escritas en el mundo de la decoración. Les presentamos el estilo Dirty Chic.
Este estilo se caracteriza principalmente por sus ambientes decadentes, sus muebles viejos que reflejan el paso del tiempo, sus colores desgastados, sus paredes desconchadas con las capas de pintura a punto de caerse dejando ver el ladrillo u hormigón, con la estructura del edificio a plena vista, con los suelos de madera rozada y el hierro oxidado de los muebles. Unos ambientes llenos de historia que a un mismo tiempo no dejan de resultar de lo más modernos. Un estilo de decoración que, sin duda, emana personalidad.
A primera vista, para la mayoría resultarán casas listas para reformar cuanto antes; sin embargo, para otros despierta interés y son capaces de descubrir en estos ambientes una solemnidad y calidez que perfectamente podría llegar a ser su hogar, su restaurante o su tienda favorita donde pasar largos ratos tranquilamente.
En cualquier caso, y como viene siendo habitual en los últimos tiempos, nunca está de más hacer una pequeña combinación de tendencias. En este entorno tan deteriorado, es posible también introducir alguna pieza de mobiliario moderno, con un diseño más actual y color más vivo, es decir, una pieza que no esté desgastada para conseguir un juego de contrastes. Un toque de aire fresco que ensalza aún más si cabe este estilo tan enérgico.
Si piensa que puede ser de su agrado el estilo Dirty Chic, no deje de ver la selección de fotografías de decoración con este ambiente decadente que hemos preparado.

Vía: Decofilia