sábado, 10 de diciembre de 2016

Errores al decorar despachos u oficinas

¿Se ha parado a pensar en la importancia que tiene la decoración de su entorno de trabajo? Aunque no lo crea, es esencial que su despacho u oficina esté decorado de forma adecuada tanto para potenciar la sensación de bienestar como para crear las condiciones perfectas para concentrarse o desarrollar la capacidad creativa, siempre dependiendo del tipo de trabajo. Si tiene el despacho en casa, lo tiene muy fácil para decorar este espacio a su gusto. Sin embargo, si trabaja fuera de casa, lo más seguro es que la decoración no dependa de usted, sino de su jefe.
Si tiene la posibilidad de acondicionar su zona de trabajo, le recomendamos que esté muy atento a lo que le contamos hoy, ya que vamos a hablarle sobre los errores más comunes a la hora de decorar despachos u oficinas. Si los conoce, le resultará más fácil evitarlos. ¿Le gustaría acompañarnos?

No planear el diseño

El error más común a la hora de decorar espacios de trabajo es no planear antes el diseño. Así, lo que nosotros le recomendamos es que antes de ponerse manos a la obra con esta tarea, tenga en cuenta sus necesidades o las de todo el equipo en el caso de que se trate de una oficina con más trabajadores. Tendrá que analizar el número de personas que trabajará en el espacio y si lo hará de forma individual o en equipo; el trabajo que se realizará; si habrá que recibir a los clientes; los objetos que hay que tener a mano; las instalaciones de telecomunicaciones necesarias; la filosofía de la empresa…

Mala iluminación

También se cometen muchos errores en cuanto a iluminación. Por ejemplo, en muchos casos no se tiene en cuenta la importancia de la iluminación natural, que es la que debe predominar en el ambiente, ya que favorece la sensación de bienestar, lo que favorece la productividad. Por otra parte, debe tener en cuenta que todos los espacios no deben iluminarse de la misma manera. Lo ideal es combinar diferentes tipos de luces para garantizar la intensidad lumínica adecuada para cada espacio. Por otra parte, debe tener en cuenta que en oficinas oscuras es imprescindible optar por paredes y muebles de colores claros.

Colores poco adecuados

Hablando de colores, es importante que tenga en cuenta que hay una serie de tonos que son más recomendables que otros a la hora de decorar oficinas o despachos.

No pensar en los dispositivos

Otro error muy típico a la hora de decorar espacios de trabajo, especialmente en oficinas en las que trabajan varias personas, es no tener en cuenta los dispositivos que van a utilizarse: ordenadores, pantallas, televisores… Todos estos aparatos necesitan, en mayor o menor medida, cables que vayan enchufados a la corriente eléctrica. Así, es necesario que piense en cómo va a ordenar los cables para que no resulten peligrosos ni molestos, y, por supuesto, que no perjudiquen la estética del lugar.

No escoger los muebles adecuados

Por último, queremos hablar de la elección de los muebles, que muchas veces no es la adecuada. Lo que tiene que tener muy en cuenta es que no se debe recargar el espacio con muchos muebles o con piezas de mobiliario muy grandes o voluminosas. También es importante que no se deje llevar por la estética sin pensar en la funcionalidad, en la comodidad y, por supuesto, en la calidad de las piezas. Lo más adecuado es escoger muebles ergonómicos.

Vía: Decorablog