viernes, 2 de diciembre de 2016

El globo terráqueo en la decoración de interiores

Hoy volvemos a dedicar un post a todos los viajeros de la blogosfera, esta vez con un artículo enfocado al globo terráqueo en la decoración de interiores. Y es que si hace poco vimos cómo decorar con mapas, hoy nos centramos en estas curiosas esferas que además de prácticas resultan de lo más decorativas.
Las vacaciones, el tiempo libre… Si anda haciendo los preparativos para el próximo viaje vacacional o bien es por naturaleza aventurero y quiere tomarse un año sabático para recorrer el mundo, nada le vendrá mejor que un globo terráqueo en casa para darle vueltas y colocar el dedo al azar para definir su próximo destino.
A diferencia de los mapamundi, que suelen ocupar toda una pared y a algunos les resulta excesivo dedicarle tanto espacio, un globo terráqueo tiene la ventaja de que cabe en cualquier parte: sobre una mesita auxiliar del salón, en el dintel de una chimenea, junto al escritorio, en una estantería y en general sobre cualquier aparador o consola que tengamos por casa.
Lo ideal, por razones prácticas, es colocarlo a una altura suficiente que nos permita observarlo bien y no tener que agacharnos (o elevarnos) para darle vueltas y comprobar los países de cerca. No obstante, hay quien los usa exclusivamente con fines decorativos, y en esos casos se puede uno permitir opciones más creativas, como multiplicarlos en distintos tamaños y colores, colocarlos para decorar el techo y conseguir un efecto impactante, utilizarlos como grandes guirnaldas colgantes o incluso optar por una gran bola del mundo y situarla sobre el suelo a modo de puf.
Y es que si al hablar de bolas del mundo le viene a la mente el típico globo terráqueo de tonos azules (el clásico de toda la vida, vaya), ya puede ir abriendo la mente porque existen muchas opciones modernas válidas para todo tipo de decoración: desde bolas del mundo iluminadas para resaltar en la noche, a globos terráqueos minimalistas en tonos blancos, negros o transparentes, globos DIY utilizando botones para crear la forma de los continentes, bolas del mundo tipográficas.
También los hay que usan la estética del globo terráqueo para elaborar otras piezas de mobiliario, como lámparas hechas con el hemisferio norte, relojes de pared, cubiteras, bolas de navidad o láminas 2D para enmarcarlas y decorar la pared. Como siempre, la creatividad siempre se supera a sí misma.
En fin, para todos aquellos que sueñan con visitar todas las maravillas del planeta o para los que les gusta la estética Indiana Jones, les dejamos en forma de foto múltiples ideas para decorar con globos terráqueos.

Vía: Decofilia