lunes, 26 de diciembre de 2016

El arte en la decoración: La Ilustración

Nuevo post de la serie el arte en la decoración, tras tocar la pintura, la escultura o la fotografía. En este caso hablaremos de la ilustración, una disciplina artística curiosa y atípica, que en ocasiones navega entre la frontera de la pintura y de la fotografía.

Podría definirse a la ilustración como la acción y efecto de ilustrar (dibujar o adornar). Esta disciplina engloba por tanto al dibujo, la estampa o el grabado. Tiene que ver bastante también con el diseño gráfico, ya que con las nuevas tecnologías, las opciones de dibujar y diseñar por ordenador han desplazado en muchas ocasiones al dibujo tradicional.
A su vez, las nuevas técnicas de impresión, que hoy permiten estampar en alfombras, estores o telas para tapizar hacen que con la ilustración pueda “vestirse” casi toda la casa, desde un sillón a un panel japonés, pasando por un vinilo personalizado o, por qué no, un diseño directamente “ilustrado” en la pared.
La ilustración a veces también se funde con otras disciplinas… A veces imita a la pintura y otras veces toma una fotografía y le incorpora dibujos añadidos o le aplica filtros que convierten su resultado en algo mucho más cercano a la ilustración que a la fotografía original.
En cualquier caso, la definamos como la definamos, la ilustración a la hora de decorar casas puede resultar una disciplina artística de gran impacto. Sus temas figurativos, coloristas o semiabstractos son un potente recurso a la hora de decorar, y al igual que las otras disciplinas se convertirá en el centro de las miradas y en el foco de la estancia, por lo que deberemos cuidar que el resto de muebles resulten más neutros para que no “compitan” por atraer la atención.
Vía: Decofilia