martes, 27 de diciembre de 2016

Diseño de escaparates de navidad en color blanco

Estamos en una de las épocas del año que más se presta para la decoración de tiendas: la Navidad. Cada etapa del año tiene sus diferentes fiestas que suponen un paréntesis en el diseño y ambientación de los comercios y que permiten crear una decoración más sugerente. Pero sin duda, la fiestas navideñas son las más atractivas, ya que los diseños permanecen más tiempo expuestos en los escaparates y generalmente todas las tiendas suelen participar con sus mejores ideas del año, a diferencia de otras celebraciones, como pueden ser Halloween o San Valentín, en las que no todos los comercios suelen invertir de forma importante, ya sea porque la temática les parezca menos interesante o simplemente porque resulte demasiado efímera en el tiempo.
En estas fechas, que suelen comenzar a principios de Diciembre, las tiendas sacan sus mejores galas, llenan sus ventanas de luces y brillos alegrando la vida de la calle y con ello incitan a las compras. Por eso es tan importante el escaparatismo como fórmula de atracción de los viandantes hacia la tienda, y especialmente en Navidad, época en la que parece que todas las vitrinas nos “llaman” a la compra compitiendo entre ellas.
Para estas fechas podemos mostrarles numerosos ejemplos e ideas para decorar, pero en este post queremos centrarnos en escaparates navideños en los que predomine el color blanco. El blanco como símbolo de la nieve tan característica de la Navidad, ya sea utilizando maniquíes vestidos de blanco, suelo y trasera revestidos de falsa nieve o cortinas blancas, complementos como guirnaldas, estrellas y copos de nieve a gran escala también blancos e incluso iluminación de este color con bombillas, fluorescentes, focos o tiras de led.
Utilizando este recurso se consigue crear un ambiente muy navideño, elegante, distinguido y con un toque de diseño “mínimal” por la falta de otros colores que son también muy propios de la época. En cualquier caso, recomendamos utilizar pequeñas pinceladas de otros complementos para contrarrestar la pureza del blanco y crear volumen en el espacio. Por ejemplo árboles que con el verde de sus hojas dan color, pequeñas luces en tonos dorados (para dar más calidez) o incluso azules (para crear puntitos brillantes) o algún rojo.
Vía: Decofilia