martes, 27 de diciembre de 2016

Decorar con radiadores modernos

Ya en más de una ocasión hemos tratado el empleo de los radiadores no sólo como elemento de climatización sino también decorativo. Hasta ahora les hemos mostrado ideas para decorar con radiadores de fundición, es decir, de estética antigua, ya sean al natural o pintados. En esta ocasión nos queremos centrar en cambio en radiadores de diseño.
A diferencia de los radiadores comunes, o incluso los de fundición, los radiadores modernos de diseño suelen jugar especialmente con la forma (alargados, verticales, con elementos en capas, realizando juegos de figuras curiosas)… De este modo pasan desapercibidos como radiadores y “parecen otra cosa”, ya sea un cuadro, un toallero, una escultura, un panel de lego.
Es decir, a la hora de decorar con radiadores modernos, que por otro lado no suelen ser nada baratos (nada de alto diseño lo es), no se trata de hacer que el radiador pase desapercibido (que es lo que siempre buscamos con los radiadores normales) sino que en este caso hay que darles protagonismo. Se convierten así en una figura clave de la decoración del salón, del dormitorio o de cualquier estancia en la que vayan colocados.
En cuanto a formas y colores, la variedad es tan extensa que si buscamos un poco podremos elegir el que mejor nos cuadre con los tonos de nuestra vivienda: amarillos, azules, morados o naranjas, e incluso mixtos, con varios colores imitando a los cuadros abstractos como si fuera una obra de arte los encontraremos sin problema.
En cambio, los materiales están más restringidos. Obviamente la mayoría serán metálicos, pues no hay que perder de vista que su funcionalidad es emitir calor y necesitan un material conductor adecuado. No obstante, aunque más raros, los hay revestidos de madera o con accesorios anexos como espejos o similares. Además, en el caso de los baños, los hay con doble funcionalidad (radiador y toallero) para aprovechar el espacio que ocupa y de paso mantener las toallas calentitas.
En cualquier caso, si elige uno de estos radiadores contemporáneos le aconsejamos por supuesto que consulte las especificaciones técnicas en cuanto al rendimiento real del calor que emiten. Y es que ahí entra la física. Tenga en cuenta que el calor en general sube para arriba (por eso en lofts abiertos de dos alturas siempre está mucho más calentita la planta superior), y por tanto, los radiadores verticales y alargados serán en general menos prácticos en ese sentido que los anchos y bajitos de siempre. De todas formas, como recomendamos, lo ideal es que un técnico se acerque a su vivienda y calcule los elementos necesarios para calentarla, ya que el resultado va a depender de los metros de la estancia, la altura de los techos, el nivel de luz solar, la ubicación de su vivienda (si está en una ciudad más o menos fría, más o menos lluviosa,) etc.
Vía: Decofilia