martes, 27 de diciembre de 2016

Claves para un recibidor bien aprovechado

Lo malo de las primeras impresiones es que solamente podemos tener una. Algo que también sucede con la decoración de la casa. El recibidor o la entrada es la carta de presentación de nuestra casa, por ello, no debemos descuidarla, ya que dice mucho de nosotros.
El problema es que los recibidores suelen ser ambientes pequeños y oscuros, difíciles de decorar. Para ayudarle, hemos seleccionado algunas ideas de expertos en interiorismo y decoración que podrían ayudarle para conseguir un recibidor bien aprovechado.

La forma del recibidor

Antes de empezar a decorar el recibidor debemos tener muy en cuenta la forma de este espacio (rectangular, alargado, cuadrado…). Se trata de encontrar la distribución perfecta que nos permita aprovechar todo el espacio.

Si le ayuda, puede dibujar un pequeño plano sobre el papel que le permitirá localizar todas esas esquinas y zonas especialmente difíciles de decorar. Piense qué tipo de mueble o accesorio le compensa más colocar en cada zona del recibidor. ¿Un paragüero, una consola, un perchero, un banco o descalzador…?

Delimite el espacio

Está claro que la distribución es de vital importancia en cualquier ambiente de la casa pero, sobre todo, en el recibidor. A menudo la entrada o el recibidor suele compartir espacio con otras estancias, como el pasillo, el salón o el comedor, por ello debemos delimitar correctamente estos ambientes.
Un complemento muy recomendable en este ambiente es la alfombra. Nos permite proteger el suelo de la entrada, evita que la suciedad entre en casa, aporta calidez y además decora con estilo.

Ilumine el recibidor

Otro aspecto de gran importancia en el recibidor es la iluminación. Este espacio suele ser bastante pequeño y oscuro, si lo comparamos con otras estancias de la casa. Por eso debemos jugar muy bien con la luz, colocando distintos puntos de luz por todo el recibidor, especialmente en aquellas zonas que más atención necesita porque están prácticamente a oscuras o porque son las que más utilizamos. Por ejemplo, el espejo de la entrada, el banco, el perchero, el armario portallaves…

Además, si queremos ganar calidez en el recibidor con ayuda de la luz, una buena idea es dirigir los apliques hacia el techo. Las lámparas con pantalla también son otra estupenda solución, ya que proporcionan una iluminación más cálida.

Sin tener que recurrir a las lámparas, hay otros muchos trucos que nos ayudan a ganar luz en un recibidor oscuro. Algunas buenas ideas que pueden servirle de inspiración son los muebles con efecto espejo, las puertas acristaladas, los colores claros y los espejos situados en puntos que reflejen la luz (artificial o natural).

Escoja piezas prácticas y multifuncionales

Los muebles multifuncionales son básicos en la decoración del recibidor. Por ejemplo, un práctico banco descalzador con espacio de almacenaje interior. Otro elemento que tampoco debería faltar en este ambiente es el perchero, ya sea de pie o de pared.

Tampoco debemos perder de vista los zapateros, perfectos para organizar y evitar que la suciedad entre en casa. Además, podemos utilizar este mueble para colocar otros accesorios muy prácticos en el recibidor: el vaciabolsillos. Esta pieza resulta muy útil para dejar las llaves al llegar a casa, la correspondencia… Y por si fuera poco, es un accesorio que decora.

En cuanto a distribución se refiere, es importante que al colocar cada uno de estos elementos deje espacio suficiente para poder moverse por todo el ambiente. Los expertos en decoración nos recomiendan dejar unos 90 centímetros libres para poder movernos sin problemas.

Vía: Decorablog