viernes, 4 de noviembre de 2016

Una reforma integral en estilo nórdico con el blanco como protagonista

Nos encanta ver reformas reales de viviendas normales de gente como nosotros, más allá de las casas de revista esas que, por ahora, no nos podemos permitir. Reformas que nos pueden inspirar para los posibles cambios que vayamos a hacer en la nuestra propia. Hoy tenemos una remodelación total de una vivienda en A Coruña. Un piso que después de su redistribución cuenta con 7 estancias: tres habitaciones, salón comedor, cocina, despacho y baño además de una terraza.

Como ven en las imágenes es una vivienda de tendencia en estilo nórdico, Gespronor ha llevado a cabo la reforma y la encargada del diseño y del proyecto de arquitectura interior ha sido Encarna Guitián. En esta reforma han comenzado por la demolición de tabiques y del pavimento cerámico y los alicatados en la cocina y en la zona del lavadero, así como el desmontaje de la carpintería de madera existente y de las instalaciones.
Las imágenes hablan por si mismas, pero si algo nos ha gustado de esta reforma es la puerta corredera en el distribuidor con vidrio intermedio en una sola pieza y guía empotrada en techo. Una de esas soluciones fantásticas para dividir espacios cuando uno quiere pero para, al mismo tiempo, poder mantener la conexión si interesa más el espacio abierto, ganando sensación de amplitud.
La cocina tiene una forma que es habitual en muchas viviendas y que suele dar problemas a la hora de amueblar, porque no es la típica cocina cuadrada a la que le pone una isla en el medio y queda fantástica, es muy alargada.
Luego está el dormitorio principal y los dos dormitorios juveniles para los miembros más jóvenes de la familia. El blanco es el color protagonista, como pueden ver en todas las estancias, una elección muy acertada teniendo en cuenta que en general no se trata de habitaciones muy grandes y un tono claro hace que su tamaño parezca mayor y que resulten mucho más luminosas.
Fíjense como distribuyendo bien y aprovechando bien el espacio uno puede tener en casa todo lo que había imaginado en sus sueños, incluso el mueble tocador que hace décadas era tendencia, pero que se fue perdiendo porque utilizában su espacio para un mobiliario más funcional y que ahora, gracias a su encanto, vuelve con fuerza a los dormitorios.

Para más información visiten: Encarna GuitiánGespronor
Vía: decoesfera