jueves, 3 de noviembre de 2016

Un antiguo local transformado en oficina, obra del equipo de diseño Nimú

Nimú es un estudio de diseño cuyos trabajos se caracterizan por una constante búsqueda de soluciones para crear espacios, gráficas y objetos siempre frescos.
En esta reforma integral se han atrevido a transformar radicalmente un local madrileño para crear un despacho con un estilo muy actual. Nos cuentan como ha sido el proceso de transformación.

Un antiguo local convertido en oficinas en pleno barrio de Malasaña, Madrid.
Se buscaba un ambiente relajado y fresco, con materiales y mobiliario ligero para lograr así un espacio versátil. Se decide dotar al espacio de una zona de reuniones, unificar los dos baños existentes en uno y situar una cocina en la zona de entrada conservando la carpintería.
Se apuesta por una gama de colores fríos, teniendo gran presencia el color verde alga, para transmitir serenidad a los futuros usuarios del espacio.
En cuanto a los materiales se decidió dotar al espacio de calidez, eligiendo el abedul para suelo, puerta corredera y el banco corrido diseñado para que puedan relajarse después de una reunión o tras un largo día de trabajo.

Para más información visiten: Nimú equipo de diseño