domingo, 6 de noviembre de 2016

Reforma en Alcúdia por Minimal Studio

Al iniciar la reforma del inmueble, el estado actual se caracterizaba por un estilo clásico, en el cual predominaban las particiones interiores, que junto a una cromática oscura, dotaban al espacio de poca luminosidad.
El objetivo primordial de la reforma era dotar a la vivienda de mayor amplitud y luminosidad en toda su superficie, por lo que se procedió a la demolición de gran parte de la tabiquería interior así como de todos los revestimientos, sanitarios y mobiliario existentes.

Al acceder a la vivienda se aprecia un aura claramente minimalista, la supremacía del blanco combinada con las tonalidades grisáceas del hormigón crean un equilibrio cromático perfecto, resaltado por la constante entrada de luz natural a través de los grandes ventanales perimetrales, que les brindan acceso a la terraza exterior. Un factor determinante en la distribución fue la propuesta de cambio de estancia de la cocina, integrándola en el salón, formando el corazón del inmueble. Para aislarla del resto de la vivienda, se ha diseñado un cerramiento perimetral de vidrio laminado, con cierres pivotantes, el cual cumple a la perfección la función de aislamiento sin privarles un ápice de la espectacular vista panorámica al mar.
Se aprecia una gran sensación de amplitud, causada por lo diáfano del espacio, y la obsesión de diseñar una vivienda con gran capacidad de almacenaje, sin dejar nada a la vista. Todos los útiles de la vivienda permanecen ocultos, mediante carpintería especialmente diseñada para ir enrasada con el paramento.
En la zona de noche se agruparon dos habitaciones existentes para formar el gran dormitorio principal, compuesto por vestidor y baño en suite, el cual destaca por su cabecera retro iluminado y su techo sin revestir. La pulcritud del blanco y lo refinado del mármol contrastan con el brutalismo del techo desnudo, formando un ambiente único.
La importancia del detalle.
Cada elemento, cada revestimiento, cada mecanismo, ha sido elegido con sumo cuidado, con el fin de obtener un equilibrio cromático perfecto. Se ha elegido mobiliario con materiales traslúcidos para aportar mayor ligereza visual al conjunto y disfrutar de una visión completa desde cualquier punto de la vivienda al exterior.
Toda la carpintería interior de la vivienda ha sido diseñada en blanco, con marco y bisagra oculta, dando una sensación de continuidad con el resto de paramentos de la vivienda. La carpintería exterior ha sido substituida en su totalidad por carpintería de aluminio con rotura de puente térmico y control solar, combinando tonalidades blancas y grisáceas.
Se ha prestado especial atención a la iluminación combinando elementos totalmente empotrados y elementos en superficie, con gran versatilidad lumínica y capacidad para crear distintos ambientes de manera sencilla. Los mecanismos han sido elegidos en blanco Corian y cromo para las paredes revestidas en blanco y acabado grafito pulido para las paredes grisáceas.

Para más información visiten: Minimal Studio