viernes, 4 de noviembre de 2016

Reforma de piso en Argüelles por Carrascal•Blas

Las comprometidas condiciones de distribución de la arquitectura especulativa de los años 50 en Madrid son la premisa y oportunidad que permite repensar el interior doméstico en esta reforma. El encargo consiste en transformar un piso en el céntrico barrio madrileño de Argüelles, de unos 95 metros cuadrados construidos, condicionado por su profundidad y por una importante distancia entre el punto de acceso y las piezas principales exteriores. La respuesta desde el proyecto consiste en introducir relaciones inesperadas y buscar el valor de los espacios más insospechados, en otros casos residuales. Esta estrategia conduce, en primer lugar, a una cuidada articulación entre entrada, cocina, oficio-comedor y pasillo-distribuidor. Además, este último espacio merece un tratamiento especial a través de la geometría, que responde a las irregularidades de la planta, y se resuelve con texturas vibrantes integradas en los panelados continuos y celosías de madera lacada que lo delimitan.
Por otro lado, la reforma procura preservar la identidad propia del piso madrileño mediante la luz, los tonos cálidos y los revestimientos en madera y baldosa hidráulica, o la conservación de las tarimas tradicionales de pino melis con recercados.
En las estancias vivideras, la generosa altura libre del piso se enfatiza mediante el contraste con la menor altura asignada al distribuidor y espacios servidores, así como con la particularización de los techos de diversas piezas: vestíbulo de entrada (pirámide), oficio-comedor (dos aguas) y comedor principal (techo dorado con moldura curva). La combinación de texturas y tonos de la madera, unido al tratamiento individualizado de cada espacio resultan en un juego espacial en el que la sorpresa deriva inmediatamente en familiaridad.
La ejecución de las obras, incluidas las demoliciones, hubo de hacerse en apenas 3 meses, lo que llevó a plantear la construcción con sistemas de montaje en seco, tanto en las particiones como en revestimientos y acabados. La velocidad se hizo en este caso compatible con la calidad del detalle y de los materiales en el resultado final.

Para más información visiten: Carrascal.Blas