sábado, 12 de noviembre de 2016

Los animales en la decoración infantil

Que los animales son tendencia en diseño interior no es ningún secreto, como ya vimos en el post de flamencos. Sin embargo, hoy los vamos a ver aplicados a la decoración infantil, probablemente su hábitat más natural.
Aunque la decoración animal es aplicable a todo tipo de espacios, lo cierto es que en la habitación de los pequeños tiene todo su sentido. Todo niño tiene una especie de tendencia innata positiva hacia el mundo animal. Quizás por algo el peluche por excelencia tiene forma de osito.

Sin embargo, existen múltiples opciones para integrar todo tipo de animalitos en las habitaciones infantiles.

Vivan los peluches

Qué tendrán que gustan tanto a mayores como a pequeños… Los peluches, esas pequeñas y suaves réplicas de animales reales no sólo acompañan a los pequeños al dormir sino que son de lo más socorridos a la hora de decorar la habitación infantil.

Colgados de la cuna, suspendidos de las estanterías, en el suelo, en una silla o en la pared, cualquier opción es válida a la hora de diseñar el interior del dormitorio de los pequeños.

Móviles animales

Al dinamismo que imprime cualquier animalito en una estancia se le une en este caso el movimiento del propio móvil (valga la redundancia), haciendo que cobren vida.

Jirafitas, pandas, ardillas… todos giran en comunión perfecta decorando las habitaciones con cuna a la vez que sueltan ese mágico sonido.

Colgando de la pared

Las cabezas de animal son un recurso de lo más decorativo en todo dormitorio infantil. Y es que si en el caso de los adultos, este tipo de trofeos provocan rechazo en buena parte del personal, en las habitaciones infantiles quedan de lo más ocurrentes. Aunque las cabezas de ciervo son lo más común, anímese a otras opciones como osos panda, elefantes, jirafas, y, por qué no, hasta cisnes.

Papel pintado

¿Qué mejor opción que envolver el dormitorio infantil en una pequeña selva plagada de animales? Los papeles pintados son el soporte perfecto para decorar las paredes de los pequeños y construir a su alrededor un mundo de fantasía.

Y si le asusta decorar toda la habitación con ellos, pruebe con una sola pared o con una cenefa alrededor…

Vinilos animales

Aunque en el resto de la casa ya se llevan menos, en la decoración infantil siguen haciendo furor, especialmente en lo que a metros de pared se refiere.

Acompáñelos de unos simpáticos animales y su chiquitín irá creciendo al ritmo de pollitos o elefantes.

Percheros con vida

Ya sea para colgar su ropita o simplemente bolsas llenas de juguetes, unos percheros con forma de animal (por delante o por detrás) le darán un toque alegre y animado a la habitación.

Tazas y cuencos

Si cuesta horrores darles de comer o que se tomen el zumo a media tarde, pruebe con tazas o cuencos con forma de animalitos varios. Cualquier cosa con tal de engañarles para que se tomen la merienda.

Cojines decorativos

En la habitación de los niños los cojines pueden colocarse en cualquier lugar. Dentro de la cuna, en una cesta, en su sillita de juegos o simplemente para decorar el alféizar de la ventana.

Puede optar por cojines con animales impresos en la propia tela o elegirlos directamente con la forma del animal en cuestión. Cervatillos, pingüinos y búhos en este caso se llevan la palma.

Asientos divertidos

La habitación de los niños no es sólo un espacio para dormir. También para jugar, leer, soñar… Elija un asiento con forma de animal gigante (un delfín, una ballena o incluso un tiburón pueden ser válidos) y añadirá ese punto de diversión que todo niño necesita.

Cuadros y láminas

Una opción muy socorrida si no quiere llenar de muñecos la habitación es colocar cuadros, láminas o lienzos con figuras de animales. Una opción más sobria e intemporal que podrá sobrevivir a su rápido crecimiento.

Mobiliario infantil

Y si ya tira la casa por la ventana, pruebe a incorporar muebles con forma animal. Mesas, cabeceros, estanterías, o zapateros harán las delicias de los más pequeños.

Figuritas tuneadas: renovarse o morir

¿Qué niño no ha tenido miles de figuritas de animales que ya no sabemos ni dónde guardar? Si permanecen atrapando polvo en la estantería o en una vieja caja de juguetes, aproveche para reutilizarlas y darles una segunda vida con un simple toque de pintura en spray, un taladro y soportes de lo más originales. ¡Aquí tiene algunos ejemplos!

1. Tiradores renovados

Quizá no sean la cosa más ergonómica del mundo pero a originalidad no les gana nadie: esparza un poco de pintura en spray dorada en las figurillas y podrá reutilizarlas como divertidos tiradores para renovar el cuarto infantil o darle un aire diferente a ese aparador convencional que quedaba como soso…

2. Toppers y soportes para velas de cumpleaños

¿Quiere darle un aire sofisticado pero low cost a esa fiesta de cumpleaños tan especial? Unas cuantas figurillas pintadas con el spray dorado y voilá, ¡ya tiene la tarta decorada!: Úselos como toppers sujétandolas a palitos de brocheta o como soportes de lo más curiosos para velas convencionales.

3. Adornos para botes multiusos

Cambiando de pintura y tipología animal, las figurillas sobre botes o tarros de cocina servirán para diferenciarlos por usos y contenido. Animales dulces para chuches y caramelos o animales salvajes y coloridos para guardar las pinturas son un ejemplo de cómo emplearlos: échele imaginación.

¿Verdad que los animales son todo un primor? Le dejamos con varios ejemplos más aplicados a la decoración infantil para disfrute de sus pequeños.

Vía: Decofilia