miércoles, 2 de noviembre de 2016

Gorki por Ruetemple

Se esperaba crear un espacio habitable en un pequeño apartamento de 2 habitaciones en un nuevo edificio de hormigón.
El propietario del apartamento es un hombre joven, quien comparte un punto de vista similar al de Rutemple en relación al espacio interior, por lo que resultó muy fácil encontrar un punto común para crear un espacio cómodo, funcional y moderno.
La información inicial sobre el apartamento era muy conveniente: no habían muros estructurales, la concentración de todas las zonas húmedas se encontraban dentro de los muros y contaba con dos grandes ventanas a lo largo de la pared opuesta que proporcionan iluminación perfecta para toda la zona.
Era importante mantener la sensación de aire y volumen. Sin embargo, al mismo tiempo, entendieron que sería imposible prescindir de un dormitorio privado. Por lo tanto, sin querer construir divisiones sólidas, crearon un volumen en el centro de la vivienda, que sería multifuncional y al mismo tiempo, permitiría la transparencia y la libre circulación. El volumen sería la estructura que contiene el dormitorio, un guardarropa, un espacio para la televisión y un sofá.
Toda la estructura del apartamento está construida en madera. Trataron de hacer interesante su forma como una escultura: tiene grandes ventanas que permiten que la luz penetre en el vestíbulo; incluso tiene escaleras, bodega y nichos para ubicar la cama y un sofá. Las zonas restantes, tales como el baño y la cocina, se han ubicado de forma muy compacta a lo largo de la pared opuesta a las ventanas.
Como la madera es un material activo en términos de color y textura, el espacio restante se ha diseñado utilizando colores calmos: paredes blancas, suelos, muebles de cocina y techo de hormigón. Esto da una sensación de que la madera flota entre las blancas paredes, el piso y el cielo de hormigón.

Para más información visiten: Ruetemple