lunes, 7 de noviembre de 2016

Estilo nórdico de los años 60 y 70 en Copenhagen, el vegetariano de moda en Madrid

Aunque Copenhagen no llegó a Madrid hasta este año, en realidad es un restaurante que ya tiene su historia, pero en Valencia. Olga Vázquez y Celia Aragó, actuales socias del Grupo Copenhagen, abrieron en Valencia en 2011 su primer restaurante vegetariano en un entorno moderno y arquitectónicamente de vanguardia y en esa misma linea otros tres restaurantes en la ciudad: Olso, Malmö y Helsinki, todos ellos de inspiración nórdica, tanto en el escaparate como en la forma de elaborar los platos.
Tras el éxito de esos cuatro locales, finalmente se decidieron a abrir su primer restaurante Copenhagen en Madrid, que como algunos ya sabrán está situado en pleno barrio de Salamanca. Su oferta es similar a la de los restaurantes que le preceden pero también con carácter propio tanto en la carta como en la decoración.
Toda la carta está pensada para compartir, diseñada con criterios nutricionales y con opciones para intolerantes o diabéticos; los platos que así correspondan están señalados con indicativos veganos, sin gluten y raw food. Todas las elaboraciones son caseras, desde salsas hasta ingredientes deshidratados, aunque también cuentan con alimentos que les proveen pequeños productores, como el “calabizo”, un chorizo de calabaza 100% vegetal que se elabora en Galicia, en la provincia de Pontevedra.
Al igual que sucede con las propuestas de la carta, Copenhagen en Madrid mantiene la misma estética de arquitectura moderna y minimalista de los restaurantes en Valencia. El local tiene dos plantas con grandes ventanales que aportan una luz natural constante, al que se añade una terraza exterior rodeada de vegetación.
El proyecto de interiorismo, obra de Borja García Studio, se basa en la estética de la arquitectura escandinava de los años 60 y 70 en la que predominan los colores gris cálido, verde eucalipto y el coral para las notas de color. Uno de los puntos de atención más relevantes es la ilustración del artista Lawerta, que convive con un mobiliario de prestigiosas empresas, como sillas de interior de Inclass, sillas de exterior de Pedrali, lámparas de silicona negra de Menu y otros elementos adquiridos directamente en la capital danesa que no nos pueden gustar más.

Para más información visiten: Borja García StudioGrupo Copenhagen
Vía: Decoesfera