martes, 15 de noviembre de 2016

El diseño de ópticas se renueva

Hay cierto tipo de locales cuyo diseño parece que no cambia con el paso de los años… Al igual que sucedía hasta hace poco con las farmacias, el diseño de ópticas resultaba hasta ahora poco innovador, casi siempre basado en locales asépticos y poco acogedores. Sin embargo algo está cambiando también en este tipo de establecimientos, por lo que a día de hoy podemos encontrar originales diseños.

Concepción minimalista
Hasta ahora las ópticas a menudo adquirían más el aspecto de una clínica que el de un local a pie de calle, pues se trata de un lugar donde no sólo se cuenta con un espacio de exposición para probarse unas nuevas gafas o lentes sino que además, ópticos especializados examinan la vista, lo que incorpora un componente relacionado con la salud y por lo tanto menos lúdico. Por eso el blanco (color aséptico e higiénico por antonomasia) ha reinado sin duda en este tipo de locales.
Además, hasta ahora, en el diseño de ópticas se priorizaba una clara visibilidad del producto expuesto, iluminándolo de forma muy potente, lo que ha llevado a crear ambientes muy luminosos pero en ocasiones algo fríos e impersonales. Por este motivo, en este tipo de locales la combinación con algún otro tipo de material cálido (como la madera o sus imitaciones varias) resulta esencial…
Este tipo de diseños puros y minimalistas suelen caracterizarse también por mantener una cierta relación cliente-vendedor algo distante y formal a la hora de distribuir los diferentes puntos de atención al cliente (como mostradores y pedestales exentos).
Este enfoque de diseño también se caracteriza por sistemas de exposición retroiluminados que crean un ambiente con connotaciones de innovación y modernidad.

Concepción actual
Aunque este enfoque de diseño ha funcionado bien durante años, las nuevas ópticas se alejan parcialmente de esta concepción para dar paso a diseños más cálidos y cercanos con el usuario a través de una disposición diferente de mostradores y expositores y del modo en que éstos intervienen en la relación dependiente-cliente.
Ahora la cercanía con el cliente se pone por delante como factor prioritario sin descuidar una buena exposición del producto. Siguiendo esta estrategia se crean puestos de atención con asientos tanto para el cliente como el vendedor de modo algo más informal y menos rígido.
Los materiales fríos dan paso a las texturas y materiales más cálidos como la madera, el ladrillo visto, los textiles y otras referencias a la artesanía y el encanto de los talleres originales de este oficio. Desde mesas y expositores de estilo industrial a otros de diseño más contemporáneo, todos ellos tratados en maderas claras.
Pequeños detalles decorativos como un tratamiento más “hogareño” de los espejos y una iluminación puntual (elementos tan necesarios dentro del diseño de ópticas) flexibilizan el ambiente con un aire más informal y personal para hacer que el cliente se sienta como en casa.
Otras ópticas optan por crear ambientes más selectos y sofisticados pero aportando mucho carácter y diferenciándose del concepto tradicional e impersonal de óptica, por ejemplo apostando por estampados de baldosa hidráulica o motivos clásicos combinados con piezas de mobiliario contemporáneo.
En fin, todo un mundo de creatividad e imaginación dentro de las nuevas tendencias en el diseño de ópticas para el cuidado de nuestros preciados ojos.

Vía: Decofilia