miércoles, 23 de noviembre de 2016

Diseño gráfico en decoración

Ya hemos comentado en más de una ocasión cómo el diseño gráfico y el interiorismo son dos disciplinas íntimamente ligadas que se complementan la una a la otra (al fin y al cabo ambas tienen el diseño como principal objetivo). Tanto en vinilos como en rotulación, tanto en láminas como en decoración de paredes, los diseñadores gráficos despliegan en cualquier soporte toda su creatividad para adaptarse al estilo interior de sus habitantes.

Además, cuando uno se plantea la redecoración de una casa (o “relooking”, que se dice hoy en día en plan fino), uno de los modos más efectivos de darle un cambio de aires al hogar es utilizando el diseño gráfico, especialmente cuando se quiere optar por darle un toque moderno, diferente y muy personal al ambiente. Las opciones son infinitas: Ya sea sobre paredes, mobiliario u objetos cotidianos, podemos plasmar frases, ilustraciones o cualquier composición gráfica que nos guste y nos defina. Veamos algunas de ellas:

Una opción fácil y sencilla es decorar con vinilos de pared: Un mensaje de bienvenida en el muro del vestíbulo o una bonita frase a la entrada para salir de casa cada día con una sonrisa son alternativas estupendas para darle un aire divertido e informal a esta estancia. Eso sí, recuerde que en este caso la pared debe estar completamente lisa y perfecta.
En el mismo sentido, las ilustraciones, los motivos geométricos o los diseños basados en tipografías viniladas visten cualquier muro, pared o mampara sosa o vacía.
Algunas divertidas opciones para decorar el dormitorio pueden ser frases espontáneas enmarcadas en sencillos cuadros o un cabecero original recreado a partir de un vinilo adhesivo de estilo informal y gráfica de ilustración manual.
Para el escritorio, puede alegrar el frente de su mesa mediante unas sencillas láminas decorativas enmarcadas, que puede ir variando por temporadas en busca de inspiración para sus tareas diarias.
También puede sorprender a los más pequeños decorando la pared junto a su cama con alguna ilustración infantil y alegre que haga más acogedor su espacio, recrear una entrada a otro universo o dar color a la puerta de su habitación mediante bonitos y sencillos vinilos de dibujos.
Decorar sus paredes puede ir más allá del socorrido arte de colgar cuadros: Puede adherir con washi tape recortes de revistas o postales de diseño con frases motivadoras directamente sobre la pared.
La decoración del salón ofrece multitud de posibilidades, desde revestir las paredes mediante modernos mosaicos cerámicos, a utilizar pintura o coloridos papeles pintados con motivos geométricos que aportarán viveza y color a su hogar.
Una opción para decorar la cocina puede ser darle vida mediante ilustraciones en vinilo con detalles gastronómicos que harán más divertida todavía la tarea de cocinar. Una alternativa original es decorar el techo, ese gran olvidado: si tiene una cocina neutra apórtele ese acento decorándolo con modernos motivos a partir de un sencillo papel pintado.
Otra opción diferente y versátil es la de decorar sus paredes con tiza sobre pintura de pizarra. De este modo podrá recrear sus propios diseños de un modo fácil y cambiarlos cuando quiera.
Para el salón puede optar por colgar los cuadros de toda la vida o reinterpretarlos con sencillos dibujos, colgar algunas láminas sin marco o cuadros de motivos geométricos.
Y si en casa tiene una escalera, aproveche para pintar la tabica con distintos motivos, ya sea en la gama de los colores pantone, con pintura lisa o pintándolo en algún tipo de trama.
Vía: Decofilia