lunes, 28 de noviembre de 2016

Canalla Bistro de Ricard Camarena llega a Mexico con un diseño de Francesc Rifé

Esta nueva aproximación de Francesc Rifé Studio a la cocina fusión del chef Ricard Camarena encierra un proceso de conexión simbólica entre América y Europa. Concebido por Grupo Presidente, el proyecto exporta a México el mismo nombre, concepto de diseño y filosofía gastronómica del restaurante Canalla Bistro en Valencia.
Francesc Rifé Studio explica el proyecto,
Con una selección consciente de materiales creamos textura en el paramento a través de maderas, autóctonas de México y españolas, como representación de las dos culturas. Esta connotación estética ha jugado, sin duda, un papel significativo convirtiéndose en hilo conductor del proyecto y actuando como prolongación de la idea original de “Canalla Bistro”, en la que se emplearon cajas viejas de naranjas como elemento histórico característico de la vida y tradición valencianas.
Asimismo, desarrollamos una mezcla de pureza y rigurosidad (inherente a la filosofía del estudio) con el carácter informal del concepto, planteando el suelo en piedra de pequeño formato, tipo adoquín, como expresión del lado más urbano de la ciudad.
La actuación gira en torno al volumen de la cocina semi-abierto. Un bloque, tratado en hormigón, envuelto por un graffiti del artista urbano e ilustrador Seher One, que simboliza la cultura de la lucha y su carácter subversivo, a la vez que funciona como punto de tensión visual y nos permite una mejor comprensión global del concepto.
Desde un punto de vista práctico, este mismo volumen nos sirve para ordenar el espacio y equilibrarlo. Dividido en dos núcleos, por un lado, el acceso principal nos lleva a un primer ambiente orientado hacia una terraza cubierta, con vistas al centro comercial y residencial Miyana Polanco. Una segunda sala, de mayores dimensiones, está dirigida hacia una terraza con vistas a la calle. Para armonizar la sensación de expansión vertical, provocada por los espacios de casi doble altura, las luminarias suspendidas nos proporcionan una iluminación controlada del ambiente. Los dos polos del local se conectan a través de un pasillo con mesas enfrentadas, donde la altura es mucho más baja, y la experiencia de la iluminación se ha resuelto mediante la disposición de lámparas suspendidas desde la pared lateral.

Vía: Infurma