jueves, 20 de octubre de 2016

Una casa que usa espejos para multiplicar sus espacios

Hoy llegamos a pleno centro de Barcelona, en la plaza Cataluña, en un contexto de ciudad europea, cosmopolita y dinámica. En simbiosis con este entorno, una intervención en la cuarta planta de un edificio modernista, una vivienda de 110m² que apuesta por la recuperación de materiales y elementos constructivos originales conviviendo con acabados transgresores y contemporáneos, como si quisiera establecer paralelismo con la ciudad.
¿Los artífices? Nook Architects un estudio cada vez más reconocido.
Aprovechando la luz al máximo
Con una orientación a su favor, la fachada principal de este edificio recibe luz directa la mayor parte del día, por eso los arquitectos destinan la crujía principal de la fachada para albergar la zona de día.
El sueño del propietario era el tener un espacio muy abierto donde todo estuviera relacionado, conectado y en el que la cocina fuera el elemento central de todas las reuniones, punto de encuentro de toda cena a modo de gastrobar, con bodega incluida. Se abren dos huecos en el muro de carga que separaban salón y cocina, convirtiéndose así en una zona donde todo funciona a la vez, y dónde prima la plurifuncionalidad.
Sutilidad y color
El salón se convierte en un lugar sencillo, amplio y sutil, un mobiliario con un marcado acento contemporáneo se mezcla con el forjado de bovedillas cerámicas que descansa sobre vigas metálicas, dejándonos leer la historia constructiva del edificio y las soluciones originarias en la arquitectura residencial de la ciudad.
Las notas de color dentro de una envolvente tan relajada las ponen la iluminación, placenteramente cálida y el fantástico pavimento hidráulico, con formas geométricas, dónde el azul aguamarina, muy del estilo de Nook Architects nos conducen hacia el interior de la vivienda.
Cocina con carácter
Continuando el trazado del pavimento hacia el interior, llegamos a la cocina, donde admiramos el contraste del suelo con el fantástico granito Stromboli de marcado color azabache y brillantes vetas doradas y formando una isla pensada para ser rodeada en una de esas reuniones. El resto del mobiliario con piezas lacadas en blanco para relajar un ambiente con tanto carácter. De fondo, a modo de barra del “restaurante” una estantería donde colocar todo el Mise en place de las amadas reuniones del propietario.
Ingenio y estilo
Pero seamos claros, el elemento que le da nombre al proyecto son los espejos. Se utilizan de manera inteligente para solucionar diferentes situaciones. La principal es la voluntad de querer multiplicar el número de ventanas y balconeras, un elemento original del edificio de gran valor arquitectónico y encanto doméstico.
Continuidad espacial
En el pequeño tramo de muro de carga que queda al abrir los huecos entre salón y cocina, se forra completamente de espejo con dos propósitos: uno de ellos es hacer desaparecer la materialidad del muro, para sumar continuidad y amplitud al espacio gracias al reflejo que se crea por los cuatro costados. El otro, poder estar en dos lugares a la vez,mientras cocina puede ver lo que pasa en el resto de la cocina y lo que está pasando en el estar. Una solución, sin dudarlo, muy ingeniosa.
En los pasillos, gracias a la gran altura libre, las ventanas horizontales con carpintería de madera dejan pasar la luz que se propaga,de nuevo, gracias al juego de espejos que aumenta la sensación de amplitud, multiplicando el espacio y conectándolo con el exterior.
Todo en uno, ¿por qué no?
Una de las soluciones que llevamos tiempo alabando, es la de integrar elementos de la vida cotidiana en la propia habitación, sin dejarlos en un segundo planos. Con este gesto, de poner en convivencia el lavamanos y la bañera con el resto de la habitación se consigue un espacio más amplio y conectado. Una estancia agradable, serena y coherente garcias al delicado uso de los materiales; pavimento de madera de roble que une las dos zonas, el granito Stromboli, en la encimera y en el interior de la ducha, hace vibrar el espacio.
Siendo testigos de tanta convivencia en armonía ¿por qué no colocar la bañera cerca de la cama y charlar mientras te tomas un baño?
Un descanso sereno
El resto de la habitación es un espacio sereno y calmado, dotado de una envidiable luz natural, un lugar donde la sencillez, casi monacal, la pureza de la envolvente blanca y la belleza natural del pavimento de madera invitan a la evasión y al descanso.
Resultado final

Con esta intervención, Nook Architects ponen en alza la importancia de recuperar elementos nobles del pasado, y de hacerlos convivir con otros nuevos, demostrando que pasado y futuro, tradición y transgresión compartir espacios y alimentarse mutuamente, para generar mezclas vibrantes y ambientes impactantes.

Para más información visiten: Nook Architects
Vía: habitissimo