lunes, 24 de octubre de 2016

Un apartamento minimal y acogedor en Belgrado

Muchas veces tenemos la idea de que un espacio minimalista, sencillo y con pocos elementos es frío. Pero aquí tenemos un ejemplo que nos demuestra que, con los materiales, distribución y colores adecuados, se puede crear una vivienda de lo más acogedora. Este apartamento de un dormitorio está situado en Belgrado. El proyecto lo ha llevado a cabo el estudio Autori, que han organizado el espacio en torno a la zona de día, creando una cocina abierta al salón y comedor.
El interiorismo de este espacio combina muebles a medida – con un diseño muy estudiado, pocos materiales y muy bien seleccionados – con muebles recuperados y otros de conocidas marcas de mobiliario, como las lámparas de Flos. Hay varios elementos que se repiten en todas las estancias y le dan unidad a la casa: la envolvente prácticamente blanca, con un suelo de microcemento en gris muy claro; los finos perfiles en acero negro presentes en la mayoría de los muebles; la madera clara y los colores pastel.
En la zona del comedor encontramos una solución muy característica: unas puertas correderas con perfilería negra y unas ligeras cortinas ocultan una zona de estudio, de manera que se puede independizar o incorporar al espacio principal.
El dormitorio también respira la misma sencillez y delicadeza que el resto de la casa, con una bonita zona de tocador y una mecedora antigua. El espacio es sencillo y poco recargado, por lo que invita al descanso. 

Para más información visiten: Autori 
Vía: Plan Reforma