domingo, 30 de octubre de 2016

Peluquería Organic por LIQE arquitectura

El encargo de una pequeña peluquería centrada en la atención muy personalizada y en el empleo de tintes y productos orgánicos; con un local de características muy favorables a este cometido: situación céntrica, un gran escaparate y una altura libre interior elevada; nos llevan a desarrollar un espacio con aspiraciones naturales, en un ambiente luminoso y acogedor a la vez.
Crearon un claro en un bosque imaginario, un espacio rodeado de la luz blanca precisa para ajustar los colores de los tintes para el pelo. Un claro que, vaciado en la piedra del entorno artificial de la calle, se hace visible desde lo exterior mediante la sustitución del vidrio tintado anterior por uno de máxima transparencia y la eliminación de elementos innecesarios en el escaparate.
Una malla hexagonal deformada, creada a partir del símbolo de la empresa, sirve de base para el crecimiento y zonificación de un bosque que mediante su densidad filtra las privacidades necesarias en una peluquería, aumentando la intimidad de los usuarios, al tiempo que permite la visión del impecable trabajo de los profesionales.
Se combina el empleo de maderas protegidas con barnices naturales con otras teñidas de blanco, para conseguir un espacio diáfano y cálido a la vez, en el que se atenúen el ruido de los secadores y grifos abiertos, y que sitúe al usuario en un espacio tan familiar como su propia casa y tan luminoso como un prado en el centro de la ciudad.
Los imprescindibles espacios de servicio, a través de la densificación de la madera, ocupan de manera natural el espacio principal, camuflándose en el empleo de un lenguaje propio, vinculado a la imagen comercial de la empresa mediante las geometrías de la malla trazada en el interior.

Para más información visiten: Liqe Arquitectura