domingo, 16 de octubre de 2016

Encimeras de esteatita, un material no poroso y suave

Soapstone es un material muy maleable. Es realmente fácil de tallar, por eso es muy utilizado en la elaboración de esculturas. Pero afortunadamente posee varios grados de dureza, siendo el más duro de ellos muy recomendado para arquitectura. Por eso cada vez es más habitual ver encimeras de esteatita.
Las encimeras de esteatita suponen una alternativa al mármol y granito
Entenderemos mejor qué es Soapstone (piedra jabón) si decimos que se trata de una piedra natural. La esteatita es una piedra metamórfica foliada, esto significa que se formó por el calor y la presión. Su aspecto veteado es debido precisamente a la foliación, y puede tener vetas de cuarzo y de talco. La esteatita es un silicato de magnesio compuesto básicamente por talco y magnesio, por eso se la considera una piedra blanda. Pero en realidad puede encontrarse con diferentes propiedades físicas.
Al no tener poros, va a ser muy difícil que se manche su superficie. Ese es otro motivo por el que se recomienda su uso en cocinas. Su superficie se siente suave y aterciopelada, debido a sus cristales de talco, provocando una sensación jabonosa (de ahí lo de piedra jabón). Pero esos cristales en capas no se adhieren a los dedos.
Así que tenemos una piedra natural resistente, no porosa, y de suave textura. Pero este material posee también otras propiedades:

No se va a quemar si ponemos encima una sartén caliente.
Es apropiada para su uso residencial porque no va a ser un refugio para las bacterias. Esta piedra natural no requiere de ningún sellador químico.
No se va a manchar por el vinagre, limón, vino… Tampoco necesita productos de limpieza especiales para su mantenimiento.
Es recomendable aplicarle cera seca de vez en cuando. Esto mejora su proceso natural de oscurecimiento.
Un arañazo va a ser muy fácil de reparar.
El porcentaje de talco en su composición es lo que hace variar su dureza. La soapstone que se utiliza para aplicaciones arquitectónicas es la más dura de todas.
Su color varía de un gris azulado, a un negro intenso. Las vetas de su superficie son blancas o de color crema, y generalmente muy finas.