lunes, 24 de octubre de 2016

De 100% rural a minimalista y moderna Proyecto de interiorismo integral por Dröm Living

La necesidad de los propietarios
La familia propietaria de esta casa de 180 m2 ubicada en la pequeña ciudad de Llívia, se dio cuenta de que su segunda residencia requería un cambio radical para adaptarse a un estilo con el que se sintieran más identificados y al mismo tiempo acondicionar los espacios acorde con sus nuevas necesidades funcionales.
Para ello contaron con el estudio Dröm Living que lideró todo el proceso durante un invierno de bajísimas temperaturas que, en más de una ocasión, hasta obligaron a parar las obras! El resultado: una transformación radical de aquellas que impresionan…

El reto de Dröm Living

Renovar por completo todos los espacios de los 3 pisos de la casa, hecho que en más de una ocasión implicaría delicadas intervenciones estructurales. Siempre con la premisa de huir de la atmósfera rural inicial, el hogar debía convertirse en un refugio moderno, luminoso y especialmente cálido para acoger a la numerosa familia durante sus frecuentes escapadas a la nieve.

El proyecto: Antes y Después

Minimalismo y confort definen el interiorismo conseguido después de la intensa reforma durante la cual se cambió radicalmente la distribución inicial eliminando barreras espaciales para conseguir zonas más amplias y luminosos y facilitando la circulación entre ellas.
La innegable calidez que aporta la madera, protagonista en pavimento y mobiliario, se potenció con tonos beige, grises y alguna puntualización en blanco y negro. Textiles de tejidos naturales como lino, lana y algodón, fueron también claves para definir el ambiente acogedor deseado. En toda la casa se incorporaron carpinterías de alta calidad para proteger el interior de las bajas temperaturas.

El salón- comedor
Salón y comedor se unificaron en una misma zona dividida visualmente por un tabique donde se ubicó una chimenea a gas. El mobiliario, con un claro domino de líneas rectas, fue diseñado a medida para el proyecto.

La cocina

Buscando facilitar la circulación entre los diferentes espacios, la cocina se abrió también al comedor dando lugar a otra zona diáfana. En el centro se ubicó una gran isla con campana integrada en el techo dando lugar a un importante espacio de trabajo que completa un conjunto moderno muy minimal, absolutamente opuesto al aspecto de la cocina original.

Los baños

En los baños se buscó sobretodo funcionalidad, con una optimización total del espacio, en un diseño limpio y elegante en blanco y gris.

Los dormitorios

Con el objetivo de ganar luz y amplitud, premisas que guiaron toda la reforma, para los diferentes dormitorios se eligieron tonos claros en paredes y mobiliario y, buscando calidez, se incorporaron textiles naturales y toques de madera. Así, todas las zonas de descanso comparten un mismo diseño elegante y muy armonioso.

La buhardilla

Hasta el momento utilizada como trastero, la buhardilla debía convertirse ahora en el dormitorio de los más pequeños de la casa. Fue necesario eliminar el revestimiento de madera para ganar sensación de amplitud y luminosidad. Se proyectó un espacio abierto, fresco y luminoso, al que se le incorporó un baño completo. Dröm Living optó por un diseño de aspecto informal y muy práctico ubicando colchones sobre un entarimado de madera que pueden redistribuirse según la necesidad del momento.

La fachada

También la fachada y el jardín fueron totalmente renovados culminando un largo y delicado proyecto donde se demuestra claramente la posibilidad de conciliar, en total sintonía, dos conceptos que muchas veces tienden a parecer contradictorios: minimalismo y calidez.

Para más información visiten: Dröm Living
Vía: Plan Reforma