martes, 21 de junio de 2016

Tipos de tendederos para su ropa


Una de las tareas que debemos hacer cada poco tiempo en nuestro hogar es la colada. Para que esta actividad le resulte, a partir de ahora, más cómoda y sencilla que nunca, le presentamos una lista de tendederos o aparatos para que pueda tender sus prendas de la manera más funcional y que le permitirán que su ropa luzca siempre como nueva. Incluso, en ocasiones, no necesitará ni plancharla.

Aunque ya muchas personas usan secadora en casa, sigue sin ser una opción al gusto de todos. En primer lugar, gastamos una energía que no siempre resulta necesaria, con la consecuente subida en nuestra factura eléctrica y los efectos nocivos para el medio ambiente. Además, la ropa se estropea y pierde su suavidad más fácilmente, por lo que mucha gente sigue adelante con la práctica del tendido. Si tiene balcón, quizá no uses el tendedero durante los meses cálidos, pero es seguro que tendrá que echar mano de él durante gran parte del año.

El principal problema de estos aparatos de aluminio o madera es que ocupan mucho espacio y, además, la ropa tendida nos “afea” el diseño de la habitación. Quizá en esta lista encuentre lo que está buscando según sus necesidades, ¡y algunos, de tan originales que son, resultan incluso bonitos!
Para coladas grandes: el tendedero estrella

Es fundamental elegir el tendedero perfecto dependiendo el número de personas que vivan en casa y la frecuencia con la que lave la ropa. Si suele acumular mucha colada, una solución para usted es el tendedero en forma de estrella, que le dará espacio para colgar ropa en sus 36 brazos en su estrella de 12 puntos, hecho en haya y acero inoxidable. ¡Será raro que no le quepa todo! Lo mejor es que, al plegarlo, apenas ocupará unos centímetros en su armario.

Aprovechando el espacio vertical

Todos hemos sufrido alguna vez ese tendedero lleno de ropa en medio del pasillo o la cocina estorbándonos a cada paso. Sin embargo, uno de estos aparatos que se abre en vertical, en lugar de a lo largo, ocupará mucho menos espacio y, además, queda más estiloso y estético. Un aparato para la casa esencial y con un diseño pensado para aprovechar más el espacio con la opción de dos alturas. Según sus fabricantes, esto hace que su colada se seque antes y más efectivamente. Ofrece 125 cm de espacio para colgar y está fabricado en haya.

El modelo hélice, tiende sólo la ropa que necesita

Este modelo, también de gran originalidad, es muy versátil porque tiene unas varillas que permiten colgar la ropa que necesitamos. Si sólo queremos colgar un par de sabanas, podemos usar dos de estas varillas y dejar las otras a un lado.

Es perfecto para trapos, toallas, camisetas, sin embargo no es muy funcional si es el único tendedero de su casa. No ofrece pinzas ni lugares especiales para pantalones, ropa interior y calcetines y, a pesar de su gracioso diseño, nos ocupará espacio. En cambio, resulta ideal para tender en el jardín.

Tendedero en forma piramidal

La opción idónea para dar un toque minimalista, pero funcional, a la casa. Simula a una escalera y está pensado para poner frente a una pared y ocupar así el menor espacio posible en su apartamento. Viene con un pie anti-deslizamiento para que pueda poner su ropa mojada sin que se le derrumbe. Es bonito y fácil de plegar. Podrá dejarlo en su forma piramidal original o apoyar uno de sus extremos sobre un mueble o pared para ganar espacio.
Colgando la ropa en el techo

Si quiere un producto mucho más a la moda y, sobre todo, un gran ahorrador de espacio, pruebe los tendederos cuyo lugar natural es el techo. Gracias a una cuerda o varilla, podrá bajarlo para colgar sus prendas o recoger las que ya estén secas. ¡Nadie se dará cuenta de que usa el techo para este fin! Es perfecto para poner en pasillos largos y estrechos.

El modelo mariposa, multifuncional

Dentro de los modelos sencillos del mercado (su precio es inferior a los 25 euros), es uno de los que nos dan más funcionalidad. Tiene brazos que nos permiten elegir muchas posiciones, dependiendo del tipo de ropa y la cantidad que tengamos que secar. Sus brazos hacia arriba le harán economizar espacio, al mismo tiempo que permite colgar prendas más largas, como pantalones o sábanas. Además, incluye una clavija muy útil para tender ropa de lencería pequeña, como tangas.

Los de dos o tres pisos

Sin dejar de ser tendederos tradicionales al uso, con sus ventajas e inconvenientes, si tenemos mucha ropa o ropa muy distinta, lo mejor es elegir un modelo de dos o tres pisos, así podremos estirar nuestras prendas de manera que se sequen bien sin que guarden humedad. Lo mejor de todo son sus compartimentos para perchas y su bonita cesta con pequeñas pinzas, para que podamos usarlo también al aire libre sin miedo a que la ropa ligera pueda volarse.

Recuerda que estirando bien la ropa evitaremos, en muchos casos, tener que plancharla. Para determinados tejidos, como lana, simplemente metiendo la prenda en una percha y colgándola ordenadamente, podremos evitar que pase por la plancha y que luzca perfecta al mismo tiempo.

Un tendedero fijado en la pared

Se trata de un mueble de gran simpleza para el recibidor o salón que esconde un tendedero en su interior. Un modelo pensado para ahorrar espacio de gran simplicidad, que nos permitirá colgar todo tipo de prendas y nos servirá para dejar las chaquetas o bolsos cuando no lo usemos. Sólo tenemos que instalarlos en un lugar en el que sepamos que no nos va a molestar cuando la ropa esté tendida porque, a diferencia de los modelos plegables, éste no podremos cambiarlo de lugar.

El tendedero giratorio

Hemos querido incluir este modelo en la lista por su original diseño giratorio y porque también nos parece muy funcional a la hora de colgar la ropa. Hay que decir que resulta mucho más conveniente para secar al aire libre, pues no nos ahorra demasiado espacio respecto a los modelos tradicionales y su pie es lo suficientemente resistente como para no volcarse en caso de viento fuerte. Tiene cuatro brazos.

La solución ideal para los trapos de cocina

Este modelo no le servirá para colgar toda su ropa, ni siquiera toallas o sábanas, pero sí es una solución perfecta para las pequeñas prendas del día a día. Por ejemplo, si hace deporte a diario y tiene que lavar a mano algunas camisetas o ropa interior, le será muy útil colgarlas en este tendedero que se coloca en la cocina.

Se trata de un artículo para fijar una pared, fundamentalmente la de la cocina (será ideal si hay una puerta de una terraza cerca, para facilitar su secado), donde podrá colgar sus prendas ligeras. Ofrece siete metros de espacio para colgar, por lo que seguro que hace su vida más fácil. Mientras la ropa esté colgada, evite cocinar o instale este tendedero lejos de fuegos y grasas.

El tendedero “de ventana”

No le servirá para todas sus coladas, pero sin duda se trata de una solución muy eficiente si tiene que secar algo rápido. Es un tendedero que se amarra a la ventana en un segundo y le permite secar calzado, toallas, camisetas ligeras o algunos pantalones de pijama y de deporte. Además, el aire exterior hará que sus prendas se sequen mucho más rápido.

El eléctrico, rapidez en el secado

No es tan ecológico como los demás, porque requiere cierta energía, pero le será muy efectivo si necesita secar prendas rápidamente. A todos nos ha pasado el ver con sorpresa cómo la ropa que nos íbamos a poner esa noche tiene una mancha y tenemos que lavarla en seguida. Este tendedero eléctrico nos ayudará en los momentos de emergencia.