lunes, 20 de junio de 2016

Madera de Hemlock o Tsuga

La madera de Hemlock, cuyo nombre científico es Tsuga, es una madera con origen en el oeste norteamericano, aunque también lo podemos encontrar en las islas británicas, y que tiene bastantes parecido con el pino y el abeto, de ahí que esté englobado dentro de lo que se conoce como “falsos abetos”.

Es una madera fácil de trabajar, con buena tolerancia a la mecanización (aserrado, cepillado, atornillado y acabado) y blanda, con una menor resistencia y densidad que la del pino. Si bien el proceso de secado es lento no es complicado.

El hemlock es utilizado sobre todo para carpintería de armar y de interior, sobre todo puertas, ventanas, molduras, palets, cajas, estructuras arquitectónicas, etc. Su uso no es recomendable para muebles de calidad ya que es una madera frágil, que hace bastantes astillas y que ante un mal secado se distorsiona mucho, sin embargo es lo suficientemente blanda como para hacer pequeñas tallas: cucharas, platos, etc. También es bastante utilizada para la fabricación de papel.

En cuanto al color y las vetas de la madera hemlock, como ya se ha mencionado tiene una estructura similar a la del pino y el abeto: la albura es algo más clara que el duramen, siendo este último marrón claro. La veta es recta, y en cuanto a sus defectos es posible encontrar pequeños nudos saltadizos.

No es recomendable su utilización para exteriores dada la poca resistencia que presenta a la humedad y hongos, lo que también hace recomendable utilizar productos que protejan a la madera de hemlock incluso en trabajos de interior.

Vía: Maderame