miércoles, 8 de junio de 2016

Interiorismo de sensaciones en el Hotel Tuve, por Design Systems

Tuve es un singular hotel boutique, ubicado en un tranquilo barrio donde disfrutar de paz y tranquilidad y, al mismo tiempo, a una distancia moderada del bullicioso centro de Hong Kong, lo que permite a sus clientes disfrutar con comodidad de restaurantes, mercados, edificios antiguos, templos y tiendas.

Su diseño es obra del estudio Design Systems, fundado por el diseñador industrial y de interiores Lam Wai Ming, quien ha proyectado los diferentes espacios del hotel como generadores de emociones. Para ello han creado una serie de escenas que empiezan en la recepción, continúan en el ascensor y siguen en el vestíbulo de las plantas. “Esta coreografía de sorpresas espaciales prepara a los clientes para el que es su destino: la habitación”.
En ellas, persiste la sobriedad de los materiales y el lujo basado en los detalles, con una decoración minimilista donde la simplicidad y la pureza invitan a la relajación del cuerpo y la mente. Esta filosofía se extiende a la web y a las redes sociales del hotel, que encarnan la estética y la poética del establecimiento.
Desde el interiorismo, son los materiales, las texturas, la luz y el color los que se encargan de crear este universo de sensaciones. Para ello, se han elegido materiales comunes como el hormigón, el mármol, el acero, el latón, la madera de roble y el vidrio armado, rechazando utilizar materiales y mobiliario exóticos y caros, entendiendo que “el verdadero lujo” va más allá. “El reto es mejorar la belleza natural de los materiales y dar rienda suelta a las posibilidades del diseño. Lo hacemos mediante la exploración de las texturas de los materiales con técnicas para el tratamiento de las superficies y mediante el uso de la iluminación”, explica el estudio.
La luz sirve para revelar texturas, iluminar y crear sombras. En el vestíbulo de la recepción, el mármol blanco del suelo se funde con las sombras lineales de las divisiones, mientras que las costuras y contornos de la pared de GRC (hormigón reforzado con fibra de vidrio) del pasillo de entrada sólo se hacen visibles con la iluminación del rodapié.
En busca de ese otro lujo, los diseñadores han tratado los detalles con un rango artesanal, como puede verse en la superficie de latón del mostrador de recepción, donde partes brillantes combinan con otras que se han dejado oxidar, o al diseñar un completo conjunto de detalles incluso tan pequeños como un gancho de colgar o el tope de una puerta para transmitir el refinamiento del hotel.

Para más información visiten: Design Systems