miércoles, 22 de junio de 2016

Ideas para decorar escaparates de invierno

Los recursos más utilizados en el diseño de escaparates de invierno son la nieve, el hielo y los colores blancosazulados, al ser los más característicos de esta estación. En invierno los pueblos y montañas se tiñen de blanco, el hielo inunda las carreteras y los árboles pierden sus hojas, por lo que sin lugar a dudas esta es la forma más clara de evocar esta época en un escaparate.

El blanco además tiene la ventaja de que cualquier producto que se coloque en el escaparate destacará claramente del fondo, a diferencia de otras estaciones donde los colores quedan más integrados en la decoración. Es por tanto el momento de elegir si destacar el producto del fondo o escoger producto de tonos blancos, beiges o grises que se mimeticen con el escaparate para atraer más la atención general.
Para crear un efecto nieve, pueden utilizarse muchos elementos: desde copos de papel con forma de estrella, pedazos de algodón de mayor y menor tamaño o nubes golosina en este tono. Si se insertan uno tras otro en hilo de nylon transparente evocará a los copos de nieve cayendo directamente desde el cielo.
Otra opción es utilizar vinilos en la vitrina del escaparate: unos cuantos lunares blancos o unos copos estrellados crearán igualmente ese efecto, aunque lo suyo es que vaya acompañado de algún elemento adicional en el propio escaparate que evoque el invierno, como un par de montañas coronadas de nieve o un pavimento cubierto de bolitas de porexpan.
Si queremos un escaparate más sofisticado podemos optar por crear algún tipo de escenografía incorporando escenas con maniquíes en movimiento, árboles o animales (renos, lobos y aves en general como gansos, cisnes o flamencos blancos son los más adecuados) generando algún tipo de historia que active la imaginación del viandante.
Finalmente, a la hora de decorar escaparates en esta época del año se puede jugar con la iluminación para crear un ambiente invernal. En este sentido, las pequeñas guirnaldas de luces blancas o azuladas como fondo de escaparate o el empleo de focos de luz fría (4000-5000 grados kelvin) conseguirán ese aura de frío y hielo que se pretende conseguir.
¿Verdad que quedan espectaculares? Y es que hay escaparates que resultan verdaderas joyas artísticas. Si tiene una tienda o local, esperamos que este post le haya dado algunas ideas, y si no, siempre puede acudir a escaparatistas profesionales que le ayuden a que su vitrina destaque de entre todas las demás.

Vía: Decofilia