viernes, 17 de junio de 2016

El protagonismo de una isla de cocina diseñada por Clysa

Esta moderna cocina, cuyo punto focal es una amplia isla en color gris oscuro, forma parte de una vivienda unifamiliar de Sant Boi de Llobregat, en Barcelona. La estancia, que recibe abundante luz natural a través de los amplios ventanales que dan al patio, responde al gusto de los propietarios por los espacios amplios y funcionales, libres de elementos innecesarios. El encargado de su diseño ha sido el estudio de interiores Clysa, que pensó en una distribución con una isla central que permitiera trabajar de cara a la sala de estar y al comedor, al estar comunicadas todas estas estancias.

De líneas limpias y elegantes, que se adaptan perfectamente a la arquitectura de la casa, el mobiliario combina los modelos Intra-E, Line-E y Ariane de la firma Santos. Explica el estudio que “el objetivo del proyecto fue, ante todo, encontrar la simplicidad en los materiales y en los colores”, un deseo que se sumaba al de la funcionalidad deseada por los clientes.
La simplicidad del mobiliario continúa en los pavimentos elegidos que, al mismo tiempo, identifican funcionalmente los espacios: piedra en color gris claro para las zonas de paso y la cocina, y parquet de madera de roble, mucho más cálido, en el comedor y en el salón. Además, para crear una limpieza visual en el espacio, se han utilizado elementos integradores como la campana a techo y el fregadero de resina en el mismo color que la encimera.
Funcionando como área de trabajo, cocción y transición al salón-comedor, la isla monolítica se convierte en el centro de atención. En un color gris oscuro, más intenso que el resto del mobiliario, a su alrededor no sólo se trabaja y cocina, sino también se comparten muchos momentos familiares. El volumen está equipado con placa de cocción, teppanyaki y dos cajoneros de gran profundidad en cada una de sus caras, además de una amplia superficie libre.
Los electrodomésticos, las zonas de lavado y almacenaje se han dispuesto a lo largo de la pared, combinando muebles bajos, altos y columnas. Una de las columnas es un práctico portaútiles de limpieza con estantes, accesorios para tubos de aspiradoras, ganchos para paños y escobas, etc. Los armarios altos de esta zona están equipados con un sistema de apertura que permite plegar las puertas completamente hasta la parte más alta, por lo que los interiores resultan más accesibles y se evitan molestias al trabajar, incluso cuando los muebles están abiertos. Además, en su parte inferior incorporan iluminación LED para la encimera.
Esta distribución en paralelo del mobiliario permite evitar desplazamientos innecesarios, facilitando tanto el trabajo en la cocina como el servicio de platos en la mesa del comedor.

Para más información visiten: ClysaSantos