martes, 21 de junio de 2016

Barbería A.S por Felipe Hess

Con sede en Sao Paulo, esta barbería muestra su prerrogativa minimalista desde el primer vistazo a la fachada. Las líneas rectas y materiales neutros componen el diseño e identifican su elemento más importante, el techo inclinado.

La inclinación, el patrimonio de la estructura anterior, crea el contorno de la puerta de entrada de hierro y vidrio en la fachada que permite tener un vistazo del interior, incluso desde el exterior.
La extrusión de esta forma, revestida en azulejos cuadrados blancos, crea el volumen interior de la tienda.
Aún en el exterior, el poste clásico de la peluquería recibe los colores blanco y negro, recurrente en la marca visual, tanto en el logo de la puerta y en otros elementos interiores.

Los mismos azulejos cuadrados en el interior se convierten en la unidad de dimensión, característica de todo el proyecto. Esto hace que el contador, la separación entre las estaciones de trabajo, espejos, nichos en las paredes, incluso las luces del techo se modelan al interior de la rejilla que estructura el espacio.

Este material se contrapone a la pared opuesta y parte del techo, realizados en carpintería ligera, ayudando a hacer que el espacio sea acogedor, y se una a ellos en una moldura liviana de yeso. El suelo gris une toda la zona de trabajo a la más privada, mezclando el conjunto. La parte inferior del edificio, con una altura diferente, se alcanza con una escalera monolítica de mármol blanco.

El mostrador de recepción, junto con la barra, da la bienvenida a los clientes en un ambiente acogedor, protegido por el vidrio de la puerta , que da privacidad al espacio, decorado con muebles de época.

En el área de trabajo, los mismos materiales como el mármol, la madera y el hierro, crean diferentes elementos y muebles, especialmente diseñados para la barbería, tales como los baños, espejos, y la plataforma donde se presentan los productos.
Esta estantería divide el área de trabajo de las más privadas, donde se encuentra la sede de los manicuristas, así como todos los espacios dedicados a la oficina, depósito y baño; en su interior, los azulejos blancos aparecen una vez más y cubren todo el perímetro hasta la mitad de la altura creando la pileta de lavar, mezclando todos los espacios con la propuesta minimalista realizada para este proyecto.

Para más información visiten: Felipe Hess