viernes, 17 de junio de 2016

Atención a los cordones de cortinas y persianas: el peligro está donde menos lo esperamos

Parece un lugar inofensivo, pero atrae a los niños como pocos: para jugar, esconderse, enrollarse... Son las cortinas. Algunas de ellas tienen cordones, como algunas persianas, y ahí puede radicar el riesgo. De hecho, se han producido muertes infantiles a causa de estrangulamiento con el cordón de una cortina o persiana. El peligro está donde menos lo esperamos, y estos elementos del hogar son un claro riesgo para los más pequeños.

De hecho, en el Reino Unido ha habido decenas de muertes por estas circunstancias en los últimos años (13 desde 2010) y hay muchos accidentes relacionados que afortunadamente no acabaron en tragedia. En la Unión Europea, cada año se atienden en Urgencias unas 100 lesiones de niños de entre cero y 14 años de edad relacionadas con los cordones de las persianas o de las cortinas.

Parecen inofensivos, pero hasta la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor (CPSC) de Estados Unidos ha identificado los cordones de persianas y cortinas como uno de los cinco elementos domésticos más peligrosos.

Para alertar sobre este peligro "oculto", la "Guía de seguridad de productos infantiles" publicada por la Alianza Europea para la Seguridad Infantil ofrece unas normas a tener en cuenta y la aclaración de por qué los cordones de persianas o cortinas pueden ser un problema.

Peligros de los cordones de las persianas y cortinas

Los cordones de las persianas y de las cortinas entrañan un alto riesgo de estrangulamiento cuando el niño tira de la cuerda interior formándose una vuelta en el cordón en la que queda atrapado. Los fallecimientos ocurridos incluyen también algunos niños que se encontraban dentro de su cuna o en el parque cerca de una ventana.

En muchos de los casos, las cuerdas externas estaban fuera de su alcance, pero el niño se estrangulaba al tirar de la cuerda interior de la persiana de láminas y se puede quedar colgando del cuello con estas cuerdas. También jugando cerca de las cortinas pueden producirse estos accidentes.

Recomendaciones para cortinas y persianas

La Alianza Europea para la Seguridad Infantil recomienda que, si realmente es necesario poner cortinas o persianas, se compren sin cordones.

No comprar cordones con bucle. Se espera que los fabricantes y vendedores europeos lleguen a un acuerdo voluntario por el cual dejen de fabricar este tipo de cordones.

Recomiendan deshacerse de todas las persianas o cortinas de su casa que funcionen con cordones e instale otras que no los tengan, especialmente en los dormitorios de los niños.

Mantener todos los cordones fuera del alcance de los niños.

No colocar la cuna, parque, cama o trona del niño cerca de una ventana pues el niño puede trepar y alcanzar los cordones o abrir la ventana.

No se recomienda cortar los cordones, ni siquiera como solución a corto plazo. Cortar el cordón por el sitio incorrecto puede hacer que la cortina sea inservible y puede hacer también que una de las cuerdas sea más larga, lo que aumenta el riesgo de estrangulamiento. Además, puede provocar que se forme un bucle peligroso en una de las cuerdas. Se recomienda que cualquier solución adoptada al respecto tenga carácter definitivo y que dicha solución consista en retirar completamente los cordones del alcance de los niños.

Sobre todo si tenemos niños pequeños en casa hemos de tener en cuenta estas recomendaciones para prevenir los peligros de los cordones de cortinas y persianas. Hay estudios que apuntan que los niños de entre 16 y 36 meses son los que más peligro corren. La mayoría de las víctimas son niños de unos 23 meses de edad.