sábado, 28 de mayo de 2016

Una original cocina con muchos secretos inspirada en un loft neoyorquino

Es bastante fácil crear una cocina moderna y funcional en un estilo más o menos convencional, pero cuando se busca algo diferente, que rompa con las tendencias más estándar y que cuente con personalidad propia la cosa se complica. Los propietarios de este apartamento situado en el centro de Madrid se han atrevido con un toque muy urbano, inspirado en los loft neoyorquinos, para conseguir una cocina cómoda y funcional.

En la reforma se unificaron el salón y la cocina en un único espacio, ganando así luz natural que entra a través de las ventanas y la puerta del balcón. Para amueblar la cocina optaron por modelos de líneas puras que aportan armonía a un espacio lleno de elementos contemporáneos combinados con otros más tradicionales. El contraste entre lo rústico, lo minimalista y lo industrial crea un ambiente ecléctico original y atrevido.
Lo que primero llama nuestra atención son las paredes de ladrillo cocido rústico, junto con la madera de vigas, barra y mesado de madera, que suponen un contrapunto que equilibra y dota de calidez a la estancia. La isla en acabado Coral seda mate, situada entre una de las paredes de ladrillo visto y la zona de columnas, realiza una perfecta transición de lo clásico a lo moderno y su estallido de color le aporta al conjunto mucho carácter.
Santos Brezo, encargado de amueblar la cocina, distribuyó el mobiliario en paralelo, la distribución más adecuada teniendo en cuenta el espacio disponible. Una de las paredes se ocupa con una composición de columnas que integra electrodomésticos y múltiples espacios de almacenaje. Frente a ella, en el centro de la estancia, se dispone la isla multifunción que acoge las zonas de preparación, cocción y fregado.
Una de las preguntas que pueden surgir al ver esta cocina es ¿dónde está la campana extractora?... El módulo portaplaca incorpora un sistema de ventilación que mejora la circulación del aire en la zona del electrodoméstico, contribuyendo a su correcto funcionamiento. Esta solución, desarrollada por Santos, consiste en un discreto rebaje fresado en la gola que permite mantener el diseño de los frentes y aprovechar el cajón situado bajo la placa. Además, la extracción de humos se realiza mediante una campana de superficie encastrable Up_Side de Novy, capaz de aspirar los vapores de cocción cuando se encuentra enrasada a la encimera o elevada a su posición más alta.
Pero la cocina esconde más secretos. En la isla incluye cinco módulos bajos de servicio y un lavavajillas integrado, un portafregadero con cubos para desperdicios y un módulo portaplaca organizado en tres niveles de cajones. La apariencia minimalista y de formas puras y lisas no está reñida con disponer de todo lo necesario para una cocina funcional en la que poder trabajar con comodidad. Y como ya pueden imaginar, el frigorífico está escondido en la zona de columnas, el zócalo ventilado favorece la circulación del aire en la zona del electrodoméstico, contribuyendo a un correcto funcionamiento y a la prolongación de su vida útil.

Para más información visiten: Santos Brezo
Vía: Decoesfera