martes, 24 de mayo de 2016

Un jardín oculto detrás de muros de hormigón por Muxin Design

Este proyecto se trata de reconstruir la oficina de un edificio de gran altura. El diseño del espacio original era inadecuado, aerodinámico y con múltiples formas irregulares que generaban espacios muertos. La tasa de utilización general era baja.

El cliente solicitó a los diseñadores transformar su oficina en un lugar donde el personal pudiera tomar un respiro de naturaleza detrás de los muros de hormigón armado. Persiguiendo este fin, los diseñadores abandonaron la idea de cubículos tradicionales, y en su lugar, alinearon los escritorios y estanterías en forma curva y se trasladó el "bosque" a la oficina, por lo que terminó siendo un espacio abierto, con vitalidad natural.

El cliente requiere específicamente diseñar un espacio de sobra en la entrada de la oficina para reuniones y negociaciones, lo que hace el resto de la zona de trabajo sea un espacio triangular e irregular. Con el fin de maximizar la utilización del espacio, los diseñadores reconstruyen el irregular espacio mediante el uso de curvas, siendo el punto culmine del proyecto.
Las tres partes están diseñados para extenderse naturalmente alrededor del centro de la zona, lo cual convierte el espacio en un diseño aerodinámico sin ningún espacio muerto. Además, los diseñadores han hecho pleno uso de las ventanas para aprovechar la luz solar y haciendo que esta zona sea un espacio libre para compartir. La introducción de plantas verdes también ha traído ritmo y cadencia a la oficina.
El espacio aerodinámico bobinado en la entrada hace que las personas se sientan perdidos en un jardín de flores de melocotón al entrar en la oficina.
Por último, una inyección de sangre fresca lleva al tradicional edificio de oficinas. Para el espacio interior, los diseñadores han diseñado un jardín para crear una oficina tranquila y agradable, sin cambiar la estructura original del edificio, que conecta con las zonas interiores y exteriores de forma natural, creando así una nueva forma de límite.
Aquí, las personas pueden escapar de la niebla y bruma urbana, sintiendo un espacio de trabajo tranquilo y agradable con el jardín, el cual les permite relajarse durante el intenso trabajo y de este modo trabajar eficientemente.
El espacio curvilíneo contrasta con las lineas rectas del pasillo. Las continuas lineas curvas dividen la oficina en diferentes espacios, proporcionando a los funcionarios una experiencia de transición completamente diferente.
Las plantas se intercalan entre mesas que permiten a los trabajadores sentir una atmósfera de naturaleza y al mismo tiempo permiten efectividad al mejorar el ambiente interior y el entorno de trabajo. Las plantas son las adecuadas para crecer en un interior, tal como el árbol feliz (Radermachera hainanensis Merr), con relativamente pocos helechos y otras pequeñas plantas entre el, haciendo cada rincón verde.
La división del vidrio en la sala de reunión desenfoca el límite del espacio, el cual altera la convencional impresión de división rígida. La naturaleza y la luz son la temática de este proyecto. Las plantas abundantes destacan atractivamente la oficina.
El espacio de las oficinas tradicionales, usualmente es semi abierto. Ahora, en este proyecto, el espacio es dividido en varias áreas pintorescas que son alteradas e interceptadas por arboles y piedras, que hacen que la oficina sea mas interesante y proporcione a los funcionaron una mejor experiencia.
El intensivo uso de madera transmite un sentido de intimidad. Las mesas de madera y la decoración junto a los blancos muros, forman una suntuosa textura. Con estanterías y sofás como espacios de transición, la oficina se torna como un lugar mucho mas confortable y placentero, asimismo mediante la colocación de las plantas adecuadas. Los elementos de diseño gráfico en casa área funcional enriquece la experiencia visual.

Para más información visiten: Muxin Design