domingo, 22 de mayo de 2016

Tiradores de cuero para renovar sus muebles.

Entre aires Rústicos y Nórdicos apostamos por los tiradores de cuero para muebles en el hogar. Con cada nueva estación nos apetece realizar cambios en nuestra rutina: un corte de pelo, una nueva adquisición en nuestro fondo de armario, flores frescas para casa, etc. Más allá de los clásicos detalles como variar los centros de mesa, vestir los suelos con alfombras o añadir un par de mantas que tener a mano en el salón, podemos optar por renovar nuestro hogar con pequeños grandes gestos como puede ser cambiar los tiradores de los muebles.

A menudo conservamos aquellos muebles de nuestra primera vivienda o alguna pieza de mobiliario especial que hemos ido incorporando con los años a la decoración de la casa, pero que irremediablemente acaban quedándose obsoletas con el paso del tiempo. Con algo tan sencillo como renovar los tiradores de los muebles podemos dar un lavado de cara a la estancia en cuestión, haciendo que los muebles parezcan nuevos.
Existen dos clases principales de tiradores realizados en este material. Por un lado tenemos los de formato horizontal que resultan muy ergonómico. El resultado encaja en estilos con aires clásicos renovados y estilos de tendencia rústica.
Por otro lado podemos encontrar los de formato vertical que, en este material, resultan más innovadores, ya que simplifica el agarre del tirador a uno o dos dedos. Este estilo de tirador de cuero, encaja en ambientes de estilo escandinavo o en ambientes bohemios, un sutil matiz respecto a los anteriores pero muy visible en el efecto final. En ambos casos su anclaje habitual se hace mediante un tornillo pasante.
Podemos decantarnos por usarlos en muebles o en ambientes específicos o emplearlos en toda la casa, ya que funcionan en cocinas, dormitorios, salones, etc; pudiendo elegir diversos formatos para las distintas piezas de mobiliario en cada estancia.

Cocinas
Quizás, para esta estancia, puede haber personas que no sean muy partidarias de este tipo de tiradores, pero su elección debe ir en coherencia con los hábitos a la hora de cocinar en este espacio, si somos por lo general más estrictos en la limpieza durante el proceso, un tirador de cuero no resultará un problema, especialmente en su versión más innovadora donde el contacto con los dedos y en consecuencia el conflicto con la higiene en la cocina se minimiza. Para aquellos escépticos siempre puede ser una opción en despensas y armarios más secundarios que no suelen abrirse en el momento de cocinar. Aunque, sin duda, en lo que a estética se refiere, nuestra cocina gana puntos gracias a este pequeño detalle; así que una vez más nos toca preguntarnos si preferimos estética o funcionalidad.

Armarios y Cómodas

En este ámbito no hay problema alguno. Los tiradores de cuero pueden cambiar la apariencia de muebles anodinos y sin personalidad para pasar a ser piezas únicas en su hogar. En armarios, cómodas y aparadores y en variedad de colores aportan ese toque único.

Como ya hemos visto este tipo de tiradores aportan un toque muy singular a los muebles que puede hacer de su hogar un espacio muy personal.

Vía: Decofilia