miércoles, 4 de mayo de 2016

¿Tabiques de ladrillo o tabiques de "pladur"?

Si está pensando en iniciar una reforma importante en su casa, tal vez le hayan hablado de los tabiques de cartón-yeso, conocidos popularmente como tabiques de pladur.

Para ser precisos, cabe destacar que Pladur es el nombre de una de las casas comerciales más conocidas que comercializan materiales de cartón-yeso o yeso laminado, es por ello que se la haya dado su nombre coloquialmente a este sistema constructivo.

Le vamos a contar, en líneas generales las principales diferencias, ventajas e inconvenientes de los sistemas de tabiquería ligera frente a los sistemas constructivos tradicionales, analizando los aspectos más relevantes, como su resistencia, comportamiento térmico-acústico, instalación y precio.

Resistencia

Los tabiques de cartón-yeso están formados por un núcleo o alma metálico, normalmente de aluminio. Ese núcleo se atornilla al suelo y al techo para darle rigidez al tabique. Posteriormente, el  núcleo se reviste con las planchas de cartó-yeso.

En la actualidad existen varios tipos de planchas con diferentes propiedades según nuestras necesidades, por ejemplo planchas específicas para conseguir una resistencia al fuego determinada, para ambientes húmedos, y diferentes grados de dureza en las mismas.

A pesar de ello, los tabiques tradicionales a base de fábrica de ladrillo siguen siendo más resistentes. Por lo que si una de sus prioridades es tener una sensación de robustez en su hogar debe decantarse por realizar tabiques de ladrillo.

Comportamiento térmico.acústico

Los tabiques ligeros tienen como principal ventaja que permiten instalar entre sus dos planchas de cartón-yeso, es decir, en el alma, un aislamiento térmico-acústico. El material aislante más utilizado es la lana mineral pero también pueden utilizarse otros materiales como poliestireno expandido, fibra de vidrio, etc. Además se puede jugar con diferentes espesores de aislamiento.

La opción de poder personalizar el comportamiento térmico-acústico de un tabique mediante la elección de su aislamiento, hace que los tabiques de cartón-yeso sean la mejor opción para limitar zonas con diferentes temperaturas o de ruido.

Instalación: 

Sin duda, la instalación es una de las principales ventajas de los sistemas de tabiques lijeros frente a los tabiques tradicionales de ladrillo. La instalación de los tabiques de "Pladur" es una instalación en seco, es decir, no se utilizan morteros o pastas para su construcción, por tanto su instalación es mucho más limpia y más rápida.

Precio:

Como norma general, la realización de tabiques de cartón-yeso es más económica que la de un tabique de ladrillos, ya que hay que considerar factores importantes tales como que a diferencia de lo que ocurre con los tabiques de fábrica de ladrillo, los tabiques ligeros no precisan ser enlucidos, y que la capa de acabado (pintura, alicatado, empapelado) se realiza sobre la misma placa de cartón-yeso o yeso laminado. Además, de como se ha mencionado anteriormente, su instalación es más rápida, reduciendo así los costos de mano de obra.

Vía: Inmodiario