martes, 10 de mayo de 2016

Sardenya: una vivienda que gana luz y calidad con trucos decorativos


Hoy les presentamos una de las últimas reformas acometidas por el despacho Nook Architects de quienes ya les habíamos hablado en diferentes ocasiones. En este artículo, queremos acercarles el proyecto Sardenya, la reforma de un inmueble de 65 m², con la particularidad de estar ubicado en un edificio con chaflán y en el Eixample barcelonés. Esta situación implicaba algunas particularidades a nivel de distribución y estructura, uno de los puntos clave en la propuesta.

La intervención ha recuperado materiales de la envolvente y se ha intentado ser lo más respetuoso posible con el sistema constructivo del edificio existente, pero acorde con el confort y estilo de vida actuales.
Nueva distribución
La vivienda original tenía la sala de estar en la posición de chaflán y el dormitorio principal al otro extremo de la fachada. La pequeña cocina existente se comunicaba con el salón a través del pasillo. La antigua distribución generaba espacios muy oscuros y de difícil disposición y la primera decisión de proyecto fue dar un giro a las piezas y suprimir el tercer dormitorio para poder ganar espacio en la zona de día. Se ha ganado mucho espacio de “vida” con esta operación. La vivienda actual invierte la posición de la sala y de la cocina al otro lado de la planta y se abre un hueco vertical en la pared de carga que los separa, de modo que ganan en relación espacial e iluminación.
Puerta corredera para potenciar los espacios polivalentes

Se ha apostado por potenciar la relación entre el salón y el dormitorio principal gracias a una amplia puerta corredera. Se integra con el color ocre del tabique separador, desapareciendo cuando está abierta. Con este tabique móvil se consigue separar estancias y juntarlas para potenciar usos más polivalentes. Este tipo de soluciones dan mucha versatilidad a las viviendas.

Dormitorio en chaflán
El dormitorio principal se ubica ahora en el chaflán, ganando dimensión respecto del que había en la antigua distribución. Las viguetas perpendiculares a los muros que sustentan la estructura se transforman en abanico al llegar al chaflán para poder adaptarse a la tan típica solución constructiva de la esquina del Eixample. Un techo realmente especial que queda ahora como auténtico protagonista de la estancia. La iluminación se coloca en las paredes para dejar libre las bóvedas.
Una pared de policarbonato que actúa como "lámpara"
La vivienda tiene detalles como el uso de elementos especiales hechos en obra. Por ejemplo, en la posición de la antigua cocina se ubica ahora un amplio baño con puerta de policarbonato translucida. Cuando la luz del baño está encendida, este panel corredero actúa como lámpara vertical ampliando la sensación espacial de la parte central de la vivienda.
Detalles que marcan la diferencia
Peces dibujados en las paredes de ladrillo visto o tapizados de sillas en motivos geométricos son algunos de los detalles que marcan la diferencia. Una mesa realizada en acero o cuadros apoyados en vez de colgados, son también algunas de as señas de identidad de la decoración de la vivienda.
Conservación y restauración de carpinterías

Se han conservado las carpinterías principales de la fachada, restaurándolas para su posterior pintura al esmalte. En lugar de los vidrios sencillos de 4mm existentes se han colocado dobles vidrios con cámara de aire para mejorar el aislamiento térmico y acústico. Importantes mejoras que aumentan el confort y hacen que la vivienda gane en sostenibilidad al reducir el gasto energético.

Almacenamiento en núcleos de paso
El almacenamiento es una de los temas importantes a pensar en las reformas. En este caso, se saca parte del mismo en los huecos de paso que, de ese modo, no solo ayudan a distribuir los espacios, sino que tienen esa importante utilidad. Parte de los electrodomésticos quedan integrados también en los muebles de la cocina. La isla con barra para desayunos completa el conjunto.
Baño sencillo y funcional
La nueva vivienda tiene dos baños, y ambos, resultan sencillos y funcionales. Las baldosas del suelo son las mismas de la cocina, pavimento hidráulico en tonos ocre y motivos geométricos. El detalle de sofisticación lo ponen las luces indirectas a ambos lados del espejo.
Recuperación de elementos constructivos
El proyecto recupera la envolvente original de la vivienda dejando al descubierto su forjado de bovedillas cerámicas y vigas de madera. Alguna de las paredes existentes se ha dejado sin revestir para potenciar las texturas de la cerámica. Se han usado cerámicas barnizadas mate en la pared estructural y bovedillas. Antiguamente se solían enyesar, pero en la actualidad tienen especial relevancia por su artesanía constructiva. El resto de tonalidades del piso se ha tratado pintando en una gama neutra y cálida que incluye de blancos, ocres y grises.

Elección de acabados tradicionales en pavimentos

Los materiales y tonalidades utilizados en la reforma son naturales. En los suelos, encontramos madera sin teñir para el pavimento, tanto del salón como de los dormitorios, y pavimento hidráulico de dibujo geométrico en la cocina y los baños.

Para más información visiten: Nook Architects 
Vía: Habitissimo