martes, 10 de mayo de 2016

¿Qué tipos de frigoríficos hay?


El frigorífico es el electrodoméstico más importante que tenemos en nuestro hogar, sin duda indispensable para que se puedan conservar muchos de los alimentos que consumimos cada día. Es también el electrodoméstico que más consume, pero por suerte hoy en día hay muchos modelos con alta eficiencia energética que reducen ese consumo y, por tanto, también lo hace la factura de la luz.

A la hora de elegir uno es muy importante tener en cuenta todas sus características, saber qué nos ofrece cada uno para optar por el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Un frigorífico bien elegido y gestionado nos permitirá sacarle el mayor partido a cada alimento, y esto le ayudará a no tirar comida, ahorrando así dinero y recursos.
¿Cuándo hay que cambiarlo?
No hay un tiempo estipulado para cambiar el frigorífico, depende de su calidad y si el funcionamiento sigue siendo óptimo. De todas formas, a los 10 años conviene revisarlo bien y empezar a plantearse que quizás sea mejor cambiarlo, especialmente si aún no tiene un modelo de los de bajo consumo.

¿Qué tipos hay?

Vamos a ver los tipos de frigoríficos más conocidos que puede encontrar en el mercado:

Combis
Es el que combina frigorífico y congelador en una misma pieza, normalmente la zona de congelado en la parte inferior y la otra en la superior, que suele ser el doble de tamaño.

Americanos
Se conocen también como “de dos puertas” y las tienen colocadas una al lado de la otra, y no en vertical como en el caso anterior. Es perfecto para cocinas grandes ya que al ser doble puerta es muy ancho, y tendrá un frigorífico con parte de congelador en cada una de ellas.

Frigorífico No Frost

No Frost es una novedosa tecnología que se incorpora a algunos frigoríficos y hace que se puedan descongelar de manera automática, sin tener que hacerlo así de forma manual. Este sistema le permite olvidarse del problema que puede suponer que haya congelación, ya que está pendiente por sí mismo todo el tiempo de que eso no suceda.

Calificación energética
Otro factor que puede tener en cuenta para determinar el tipo de frigorífico que quiere es su calificación energética, donde más de A es muy eficiente y le permitirá ahorrar mucho consumo a lo largo del año. Cuantas más “+” acompañen a la A, más eficiente será.